Autos usados: 10 cosas a tener en cuenta para comprar tranquilo

Autos usados: 10 cosas a tener en cuenta para comprar tranquilo

Consejos, preguntas e información a solicitar, todo lo necesario para que puedas realizar una transacción con total tranquilidad.

MDZ Autos

MDZ Autos

El momento de comprar un vehículo que no sea un 0 Km a veces resulta estresante. Los miedos de desconocer la materia hacen que las dudas sean más grandes y se comentan algunos errores básicos que se pueden solucionar con sólo prestar un poco de atención.

En este sentido, Infobae realizó este listado de 10 tips a tener en cuenta a la hora en encarar la compra de un vehículo de segunda mano. A saber.

1) Estética exterior

No hay ninguna duda de que la primera impresión es la que cuenta a la hora de comprar un vehículo. Probablemente la estética generalmente es lo que decide la compra y es uno de los puntos más fáciles para corroborar el estado del modelo elegido. 

Lo recomendable es dar varias vueltas alrededor del auto, mirarlo por arriba y por abajo y chequear el estado general de la pintura, el parabrisas, la luneta y los faros.

Pero no hay que quedarse sólo con la revisión visual sino que también debemos abrir y cerrar todas las puertas, sin olvidar el baúl y el capó y asegurarse que no haya fricciones ni ruidos extraños. Otra recomendación importante es hacer toda esta visualización de día, ya que las imperfecciones son más difíciles de disimular cuando hay buena luz.

Por último, hay que evitar que la desesperación no nos juegue una mala pasada.

2) Cuidado interior

El siguiente paso después de la visualización exterior, es hacer una revisión profunda en el interior. Una buena práctica es la de sentarse en cada uno de los asientos, tanto los delanteros como los traseros, tocar todo lo que está alrededor, subir y bajar las ventanillas, ver el techo y las alfombras, como también remover y volver a poner los apoyacabezas.

Todas estas acciones son importantes y hay que tomarse el tiempo necesario para probar cada uno de los accesorios, desde cada cinturón de seguridad hasta el techo eléctrico (si es que lo tiene), el sistema de audio o la pantalla táctil.

3) Preguntas clave

Antes de pasar a los chequeos mecánicos y electrónicos, es fundamental hacer las siguientes tres preguntas:

-¿Qué mantenimiento tuvo el auto y dónde?

-¿Cuándo se los hicieron?

-¿Qué uso se le dio al auto?

Todas estas preguntas tienen como objetivo darte tranquilidad a la hora de elegir y la certeza de que el vehículo usado fue cuidado y mantenido como corresponde. 

También ahí se puede considerar la seguridad que tiene en las respuestas el vendedor para confirmar su veracidad.

4) Conocer la historia del auto

Saber cómo fue la “vida” del auto es muy importante porque transmite tranquilidad al que esté interesado en comprarlo. Es recomendable preguntar si se hicieron viajes largos, si tuvo un uso familiar o personal, si se estacionó bajo techo o al aire libre. 

Escuchar al vendedor –sea de una concesionaria o un particular– ayuda en la decisión de compra.

5) Mecánica general

Uno de los puntos más importantes y muchas veces es el más difícil de evaluar. En el caso de la venta por concesionaria, es importante preguntar si la misma ofrece o no garantía mecánica. Asimismo, si la venta es por un particular debemos considerar varios ítems.

Lo recomendable es hacer dos tipos de chequeos; el particular, abriendo el motor y ver en qué estado se encuentra, tocar las mangueras, pedirle al vendedor una revisión del aceite y que, en ese momento, encienda el auto. 

El segundo chequeo es más profesional que implica pedirle a algún mecánico de confianza que pueda pasar y ver el auto. Si el vendedor acepta la visita del mecánico sin ningún problema, es un buen indicio. De lo contrario, hay que dudar. Un experto en el rubro de los autos seguramente revisará el chasis del vehículo, la estructura y la solidez del auto. Él podrá detectar si hubo choques o reparos.

6) Electrónica

La revisión electrónica también es fundamental, más con los autos de hoy en día que tienen cada vez más componentes eléctricos. Luego de un primer chequeo personal es recomendable que una empresa especializada realice un chequeo electrónico completo. Suele ser sencillo y rápido, ya que simplemente basta con conectar una computadora al auto y se realiza un scanner que brinda información valiosa del estado del vehículo.

7) Conducir el auto

Si el auto está en buen estado y todo anda bien, ¿por qué alguien negaría una prueba de manejo? Claro que este punto quizá es más difícil cuando el vendedor es un particular, pero cuando el auto lo vende una concesionaria es imprescindible poder dar aunque sea una vuelta a la manzana. Es en el andar donde se pueden detectar imperfecciones, escuchar ruidos o comportamientos raros.

8) Papeles

Antes de iniciar cualquier compra hay que asegurarse e que el auto cumple con todas las regulaciones y reglamentaciones existentes. Para ello hay que revisar la siguiente documentación que será la que se deberá presentar para hacer la transferencia:

-Verificación policial en la que chequean los datos del motor, el grabado del chasis y las autopartes

-La RTO (verificación técnica vehicular) vigente, obligatoria en Mendoza desde el 2022

-Libre deuda de infracciones

-Informe de dominio: esto determinará si el vehículo tiene embargos o prendas

Esta documentación la debe tener el vendedor (particular o concesionario) y no se debe avanzar con una operación de compra si todo esto no está realizado ya que el trámite de transferencia saldrá observado y no se podrá continuar hasta tanto no se resuelva el problema.

9) Financiamiento

Este ítem probablemente sólo este disponible en la concesionarios porque un particular es difícil que acepte un financiamiento. En el contexto actual es importante acercarse a donde ofrezcan esta variante. Vale consultar si hay financiamiento a tasa fija o variable y si es con bancos públicos o privados. Aquellos vendedores confiables son las que tienen una gran variedad de opciones.

10) Garantía

La mejor manera de comprar con tranquilidad es con una garantía. Cada vez son más las concesionarias que ofrecen garantía extendida –puede ser por tres o seis meses– y eso es una gran seguridad a la hora de realizar la transacción.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?