La guerra que se viene: al menos 7 marcas proyectan mini SUVs

La guerra que se viene: al menos 7 marcas proyectan mini SUVs

Se trata de vehículos tipo camionetas urbanas compactas que se posicionarán por debajo de las compactas. Así, consolidan un estilo de vehículo cada vez más solicitado en el mundo.

MDZ Autos - mdzautos@mdzol.com

MDZ Autos - mdzautos@mdzol.com

Que las llamadas SUV son el vehículo preferido cada vez por más consumidores alrededor del mundo no es ninguna novedad. Tampoco que todas las marcas, o al menos la gran mayoría, hayan puesto a disposición de los usuarios numerosos modelos, tampoco es para sorprenderse.

Lo que sí llama la atención por estos días, es que la industria automotriz mundial, está encarando un replanteo de los citycars o autos pequeños, los cuales dejarán poco a poco su lugar para los llamados mini SUVs, es decir pequeñas camionetas medianas que hoy por hoy parecen ser la única posibilidad para que el estilo florezca más allá de los límites que ha encontrado en mayores tamaños.

Así, hoy, al menos 7 marcas generalistas están trabajando en el diseño y producción de mini SUVs. En esta nota, vamos a repasar los ejemplos más representativos, todos con posibilidad de, más temprano que tarde, llegar a Argentina.

Hablemos primero de Renault, que está embarcado en el desarrollo del SUV derivado del Kwid (3,7 metros), aunque no hay que confundirlo con el Kwid Outsider. En este caso, se trata de un desarrollo sobre la misma plataforma que el citycar que conocemos de la marca francesa. En sintonía con su aliada Nissan, Renault está desarrollando lo que será un mini SUV de cuatro metros de largo y diseño aventurero.

Su nombre sería Kiger, mientras que la versión Nissan del modelo se llamaría Magnite. Se espera que ambos modelos vean la luz a mitad de este año en diferentes mercado, aunque no aún en nuestro país.

Se especula con que ambas propuestas tendrán el mismo motor: un 1.0 litros de 95 cv relacionado a una transmisión manual de cinco marchas o una caja automática de tipo AMT.

En el caso de Volkswagen, la propuesta será un modelo por debajo del exitoso T-Cross, se llamaría Nivus. También está en estudio una propuesta aún más pequeña, que, según VW, inaugurará el segmento de los CUV (“Crossover Urban Vehicle”). De estos modelos hay poca información, pero sí se sabe que son de inminente lanzamiento.

Jeep, de la mano del exitosísimo Renegade, pudo acaparar mercado como nunca antes. Esto fue gracias a un producto accesible que significó para muchísimos usuarios en el mundo acceder por fin a la marca. En Argentina, por ejemplo, el Renegade hizo que Jeep entrara al top 10 de marcas más vendidas, algo impensado apenas unos años atrás.

Con este ejemplo, la marca estadounidense perteneciente a FCA, está trabajando en un modelo inferior al Renegade pero con su inconfundible ADN. Se espera que el año que viene se presente en la India y luego llegue a Sudamérica.

Honda será otra de las compañías que presentará un modelo con características de mini SUV. Con líneas similares a las de sus hermanos mayores HR-V y CR-V, en Oriente ya se encuentra en desarrollo el SUV más chico de toda la gama.

La idea sería que la nueva apuesta de la automotriz nipona se transforme en un vehículo global. Según indicaron sitios especializados japoneses, las dimensiones esperadas serían: 4 metros de largo, 1,70 metros de ancho y 1,60 metros de altura. 

El peso alcanzaría los 1.180 kilos y la distancia entre ejes sería de 2,55 metros. El plan de la marca es producir un SUV “barato”, con motor 1.0 turbo de tres cilindros de 130 cv. Su lanzamiento sería en el 2021.

Kia no será la excepción y, según indicó el sitio especializado Autocar, en agosto la marca realizaría la presentación del hermano menor de Seltos. Denominado Sonet, estará inspirado en el concepto revelado este último verano en el Auto Expo de India. Con los cuatro metros necesarios para ser un compacto, se convertirá en el SUV más chico revelado por la marca.

Toyota piensa en desarrollar para la región el Raize, un mini SUV que deriva del Daihatsu Rocky, presentado en el Salón del Automóvil de Tokio del año pasado. La plataforma utilizada será la DNGA, una base menos costosa que la TNGA presente en Corolla, RAV4 o C-HR.

En Japón, el mini SUV tiene 3,99 metros de largo, 1,69 metros de ancho, 1,62 de alto y 2,52 metros de distancia entre ejes. Debajo del capó, por el momento sólo se ofrece por un impulsor 1.0 turbo de tres cilindros de casi 100 cv y una transmisión automática CVT. En otros mercados se ofrece con tracción integral.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?