Esta es la historia de Citroën en Argentina

Esta es la historia de Citroën en Argentina

En 1958, la marca francesa comenzó su actividad industrial en nuestro país. Luego vino un paréntesis de casi 20 años. Pero fue, sin dudas, generadora de grandes modelos que se convirtieron en íconos de una época.

MDZ Autos

MDZ Autos

En nuestro habitual repaso dominical de la historia de las automotrices con producción en Argentina, hoy nos toca repasar el devenir de la francesa Citroën.

Replicamos el gran trabajo de recopilación que ha hecho durante años el sitio especializado Auto Historia, el cual recomendamos con entusiasmo a todos aquellos que les interese indagar en el llamado “motor de la industuria argentina”: el complejo automotor nacional.

Citroën en Argentina

En 1958, la Société Anonyme André Citroën decidió radicarse en Argentina. Junto a la empresa local Staud y Cía realizaron los estudios de factibilidad para producir integralmente modelos de la marca. 

Los planes de radicación fueron aceptados por la Secretaría de Industria y Minería y el 8 de mayo de 1959, el Poder Ejecutivo Nacional le otorgó Personería Jurídica a Citroën Argentina SA.

El modelo elegido para la producción fue el Citroën 2CV que, de acuerdo a la legislación vigente, integraba el denominado segmento B de automóviles de pasajeros con motorizaciones entre 190 cc y 700 cc.

Citroën Argentina adquirió un inmueble sobre la calle Zepita 3220, en el barrio de Barracas, que pertenecía a la empresa Catita SA, productora de cocinas y estufas a gas. 

La inversión inicial fue de 8.250.000 dólares y contemplaba la compra de todo el herramental necesario y su instalación para la producción integral de automóviles.

Producción nacional

Como muchas otras empresas, le necesidad de abastecer rápidamente la demanda obligó a Citroën a adaptar un establecimiento ya existente antes de levantar una planta nueva. Se recurrió así a las instalaciones de la empresa Pfaff-Bromberg, ubicadas en la localidad de Jappener, en el partido bonaerense de Brandsen, donde comenzaron fabricarse, a partir de 1960, los primeros Citroën 2CV en versiones auto de pasajeros y furgoneta.

Mientras tanto, se reacondicionaba el edificio de Barracas que fue inaugurado oficialmente en 1962 con la presencia de su nuevo directorio encabezado por Michel Koundadzé.

El programa inicial contemplaba la producción de 10.000 unidades en 1962, 15.000 en 1963 y 20.000 en 1964. Dentro de estas cifras estaba prevista la exportación del modelo 2CV al Paraguay.

En 1965, la planta contaba con una superficie cubierta de 69.000 m2 y empleaba a 961 operarios. La producción de ese año totalizó 6.300 unidades del modelo 2CV AZL (automóvil) y 1400 del AZU (Furgoneta).

Las exportaciones aumentaron con el envío a Uruguay de chasis, motor y caja para montar el 2CV y también se envió una partida de caja de velocidades del mismo modelo a España.

Durante la década se realizaron constantes mejoras en el motor y en el sistema de transmisión que equipaba a ambos modelos.

En 1969 se presentó comercialmente el Citroën 3CV. Ese mismo año Citroën se incorporó a la Asociación de Fábricas de Automotores de la República Argentina (ADEFA).

Nuevos modelos

Los lanzamientos continuaron al iniciarse la década del 70. Justamente en 1970, el Ami 8 se incorporó a la gama de productos Citroën y al año siguiente el Mehari, un nuevo utilitario con carrocería de plástico, hizo su aparición destinado especialmente al público joven.

De esta manera, se completaba la gama que prácticamente con la misma base mecánica ofrecía diversas opciones. Al poco tiempo se discontinúa el 2CV y la oferta se concentró en los modelos restantes.

Hasta 1977 la producción total de Citroën Argentina alcanzaba 204.980 unidades. Poco tiempo después, los avatares de la economía comenzaron a hacerse sentir, especialmente sobre los sectores medios de la sociedad que perdieron gran parte de poder adquisitivo. Este sector constituía el principal mercado de Citroën y pronto se hizo notar en su volumen de ventas.

En 1979, desde la casa matriz, se decidió vender todos los activos de la empresa y retirarse de la actividad productiva.

Las instalaciones de Citroën Argentina fueron adquiridas por un grupo de empresarios argentinos liderado por Eduardo Sal Lari, presidente de la empresa Daher Boge, proveedora de Citroën, quien, en los años 80, retomará la producción de algunos de sus modelos bajo la marca IES.

El regreso de Citroën

En 1997, Citroën volvió a Argentina de la mano del Grupo PSA (Peugeot), cuando la compañía francesa adquirió el 15 % del paquete accionario de SEVEL Argentina, por entonces fabricante de las marcas Fiat y Peugeot. Al año siguiente la participación accionaria ascendió al 50 %.

En 1998, con la puesta en producción del utilitario Berlingo, un automóvil de la marca del doble chevrón volvía a fabricarse en el país luego de casi dos décadas.

La gama nacional de Citroën sumó un nuevo modelo a partir del 19 de abril del 2007 cuando se inició la fabricación local del modelo C4 en la versión sedán de cuatro puertas. 

La producción de este modelo demandó una inversión de 140 millones de dólares. El C4 argentino contaba con una elevada integración nacional que variaba entre el 60% y 75% según la versión. 

El 90% de su producción, proyectada en 50.000 unidades por año, estaba destinada a la exportación tanto hacia América Latina como Europa, especialmente España. Un año más tarde la gama se amplió con el lanzamiento de la versión cinco puertas.

En el 2013, llegó la segunda generación del C4, denominada C4 Lounge. Este modelo, que comparte la plataforma con el Peugeot 408, recibió una leve actualización en el 2018.

El Centro de Producción El Palomar

El Groupe PSA Argentina posee su complejo industrial en localidad de El Palomar, en el oeste del Gran Buenos Aires. La fábrica fue construida en 1960 por Fiat Concord y en tiempos de SEVEL concentró la producción de los modelos de las marcas Fiat y Peugeot.

Con una superficie cubierta de 157.000 m2, en sus instalaciones se realizan las operaciones de estampado, pintura y montaje final de unidades.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?