Las 5 claves del vehículo de Jeep que acercó la marca al gran público

Las 5 claves del vehículo de Jeep que acercó la marca al gran público

El Renegade fue lanzado al mercado con un objetivo claro: acercar un Jeep al gran público. No sólo lo logró, sino que es el tercer SUV chico más vendido de Argentina. Las razones.

Cristian Ortega

Desde el 2016, cuando fue lanzado al mercado argentino, el Jeep Renegade hizo ruido. Ruido del bueno: llamó la atención, inmediatamente se transformó en un vehículo deseado, logró trasmitir el espíritu Jeep incluso a un vehículo urbano 4x2 y con un faldón frontal demasiado cerca del piso (esto luego fue mejorado).

Pero además ofrecía robustez, solidez, calidad de materiales y construcción, un guiño a la historia con su diseño y mucha épica fierrera.

Hoy, a casi 5 años de su lanzamiento, los números que muestra el Renagade (y Jeep) no dejan de sorprender.

Gracias a nuestros amigos de Genco, concesionario oficial Jeep en Mendoza, refrescamos la memoria respecto al producto haciendo un nuevo test drive. Pero antes de compartir sensaciones, vamos a repasar algunos números.

En el 2019, año horrible para el mercado automotriz por las mega devaluaciones y la profunda recesión, la marca Jeep terminó en 10º lugar en ventas, con 10.894 unidades. Mientras que el Renagade concluyó con 7.000, es decir casi el 70% de las ventas de Jeep se las debió al pequeño (no tan pequeño) SUV.

Ya en ese año, Renagade además se ubicaba como el tercer SUV de su categoría en ventas, superado por Ford Ecosport y Renault Duster.

Si analizamos ahora los números de este año pandémico, en setiembre pasado, el Renagade se ubicaba en el tercer lugar en ventas totales acumuladas desde enero, por detrás de Volkswagen T-Cross y Ford Ecosport. A su vez, su performance mes a mes se ha mantenido, y todo indica que otra vez Jeep, como marca, se meterá en el top 10 de ventas.

Ya dejamos en claro que los números, ahora vamos al top 5 de razones por las que el Jeep Renagade es un éxito de ventas.

1) Imagen de marca: ¿quién no ha querido tener un Jeep Willis, o una Cherokee, o una Grand Cherokee? Obviamente el Renagade no es ninguno de estos vehículos, pero el gran acierto de FCA, propietario de Jeep, fue imprimirle al Renagade el ADN de la marca. Y funcionó.

2) Diseño: en relación a la cualidad anterior, el Jeep Renagade se metió en un segmento muy competitivo en el cual les cuesta mucho a las marcas hacer modelos que se diferencien unos de otros, lo que se dificulta aún más si pedimos personalidad. Renagade lo logró sin problemas.

3) El Jeep Renagade tuvo gran aceptación dentro del público femenino, que supo sacarle el jugo a una excelente opción a la hora de pensar un vehículo de ciudad para usarlo todos los días.

4) Planes de ahorro: la marca apuntaló con determinación la opción de comprar el Jeep Renegade con este singular sistema, casi un invento argentino a la hora de vender autos nuevos.

5) Por último y no menos importante, si bien el Renegade no tiene el motor más potente del segmento, sí trasmite sensación de estar en un vehículo de mayor categoría que sus competidores. En parte es cierto, por calidad y construcción, pero el gran mérito estuvo en apostar a un SUV chico al que le podemos exigir un poco más que a otros. Porque estamos ante un Jeep, sin dudas, y en los caminos de tierra o ripio, dan ganas de disfrutar de su robustez.

En relación a las sensaciones de manejo y uso, el Renagade es un gran producto. Como hemos dicho, la robustez del conjunto, la calidad y la amplitud, además de la personalidad del modelo, lo hacen una de las opciones más atractivas para quien guste de los SUV.

Como conclusión, podemos decir que el Jeep Renegade logró algo muy difícil: que una marca que era vista como aspiracional hoy sea alcanzable para el gran público. Pero en el camino no perdió su esencia, su ADN, sino que con personalidad y haciendo gala de una historia icónica, se acomodó de la mejor manera en un segmento del mercado súper competitivo y en constante cambio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?