Prohíben la venta de Camaro SS y ZL1 por su uso excesivo de cobre

Prohíben la venta de Camaro SS y ZL1 por su uso excesivo de cobre

Los fanáticos de California y Washington deben actuar con rapidez si quieren poner un Chevrolet Camaro SS o ZL1 nuevo en su garaje. Ambos modelos ahora son ilegales en esos estados debido al porcentaje de cobre en sus pastillas de freno.

MDZ Autos

MDZ Autos

El Departamento de Control de Sustancias Tóxicas de California (DTSC), en Estados Unidos, incrementó sus exigencias para regular las pastillas de freno en el 2010, cuando el entonces gobernador certificó un proyecto llamado Ley de materiales de fricción de frenos de vehículos motorizados de California.

Esta ley prohíbe comercializar pastillas de freno “que contengan más de una pequeña cantidad de cobre, ciertos metales pesados ​​y asbesto“.

Las pastillas que contienen metales pesados ​​y asbesto se prohibieron en el 2014, y ahora la prohibición del tipo de pastilla que contienen 6% o más de cobre, entrará en vigor a principios del 2021, detalla el sitio especializado Gossipvehiculo.

Específicamente los modelos SS y ZL1 de alta fuerza del Camaro se ven afectadas por esta ley; pero aun así las otras versiones siguen estando disponibles en California y Washington. Y, si bien los concesionarios legítimamente deben dejar de recibir pedidos, los autos que todavía tienen en su inventario pueden ser vendidos. Ambos modelos siguen estando disponibles en otros lugares de Estados Unidos.

En un futuro Chevrolet planea volver a introducir el SS y el ZL1 en los lugares donde fueron prohibidos para el año 2022. Trabajará con sus proveedores para diseñar pastillas de freno de alto rendimiento que cumplan con la normativa.

“Volveremos a permitir que los clientes en el estado de California y Washington soliciten los modelos Camaro SS, ZL1 y 1LE en el 2022 cuando presentemos un nuevo sistema de frenos que cumpla con los requisitos de cobre“, dijo el portavoz de la compañía Kevin Kelly en un comunicado enviado a los seguidores de la marca.

Las pastillas de freno no son la única fuente de contaminantes que perjudican a los organismos marinos. Según los científicos, un químico llamado 6PPD que se usa en numerosas ruedas y que la lluvia lleva a los ríos es responsable de matar los salmones a lo largo de la costa del Pacífico.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?