Las automotrices esperan a Alberto con un cheque por $1.100 millones

Las automotrices esperan a Alberto con un cheque por $1.100 millones

Es la deuda que tiene el Estado argentino con las marcas por los planes Juni0km y Juli0km, de subsidio para la compra de autos nuevos. Macri dejó la Presidencia sin hacer frente a ese compromiso.

MDZ Autos - mdzautos@mdzol.com

MDZ Autos - mdzautos@mdzol.com

Promediaba el 2019 y las ventas de vehículos en Argentina mostraban números cada vez más preocupantes. El derrumbe respecto al año anterior era evidente, y las suspensiones y despidos en las terminales se generalizaban.

Así, el entonces ministro de la Producción, Dante Sica, acercó a las marcas una idea: subsidiar descuentos en unidades 0Km, con la idea de motorizar el mercado, reducir stock y, en todo caso, empujar a los pocos consumidores que analizaban cambiar o comprar un auto, a hacerlo.

El plan incluía descuentos de hasta 230.000 pesos en diferentes modelos, con la rareza de que mientras más caro era el auto, más plata ponía el Estado para tentar a los compradores.

El plan oficial estipulaba descuentos de 50.000 pesos para autos de menos de 750.000 pesos, y de 90.000 pesos para los que cuesten entre ese monto y los 2.000.000, no obstante, en la práctica, hubo rebajas de hasta 230.000 ya que las marcas sumaban bonificaciones extra.

Otra particularidad del programa fue que no sólo los autos de fabricación nacional estaba incluído en los incentivos fiscales, sino que también lo estaban importados y de alta gama.

El plan duró dos meses: comenzó en junio y se extendió hasta julio. La idea era que siguiera en agosto, pero las marcas dejaron de ofrecer los descuento cuando vieron que no llegaba la contraparte comprometida por el gobierno de Mauricio Macri.

Al día de hoy, el Estado les debe a las marcas unos 1.100 millones de pesos por el programa de subsidios para la compra de vehículos 0Km. Hay que tener en cuenta también que el contexto es poco menos que catastrófico para el sector, con derrumbe de más de 40% en las ventas respecto al año pasado.

Es por esto que se espera un reclamo por parte de las automotrices al nuevo Gobierno nacional encabezado por Alberto Fernández. Habrá que ver qué disponibilidad de fondos tiene la nueva administración -y cuál es el listado de prioridades- para hacer frente a otra acreencia heredada.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?