Irresistible mousse de queso crema con interior de fresas

Irresistible mousse de queso crema con interior de fresas

Es el postre perfecto para disfrutar solo y también para agasajar a un invitado.

Food Lovers

Si estás buscando un postre tan delicioso como sutil y fácil de elaborar, tenemos la receta ideal para compartir. ¿De qué se trata? De una increíble mousse de queso crema con interior de fresas. ¿Te animarías a hacerla?

El proceso es sumamente sencillo y requiere de pocos ingredientes. El resultado final es un postre ideal para disfrutar en cualquier época del año.

Mousse de queso crema y fresas. Fuente: vitonica.com

 

Mousse de queso crema y fresas: todo lo que hace falta

Ingredientes. Para preparar unas 6 unidades de este exquisito postre se requiere de:

  •     500 gr. de fresas o frutillas.
  •     500 gr. de queso crema.
  •     80 gr. de azúcar.
  •     15 gr. de gelatina en polvo.

En cuanto al queso crema, es importante que el mismo esté a temperatura ambiente al momento de ser utilizado.

¿Cómo hacer la mousse de queso crema y fresas paso a paso?


Elaboración. Lo primero que hay que hacer es lavar bien las frutillas y quitarles el rabito a cada una. Hecho esto, colocar en una minipimer o instrumento similar y procesar hasta obtener un puré en el cual no queden grumos ni restos sólidos de la fruta.

A continuación, agregar el queso crema, el azúcar y la gelatina en polvo, y procesar hasta obtener una mezcla homogénea en la cual todos los ingredientes queden bien distribuidos.

Hecho esto, poner en una olla y llevar al fuego lento hasta que la preparación rompa el punto de hervor. Llegado este momento, distribuir ya en forma de porciones o bien poner toda la mousse en un mismo recipiente.

Mousse de queso crema y fresas. Fuente: meredithcorp.io, a través de peopleenespanol.com

Una vez que se enfríe un poco, hay que llevar la mousse a la heladera y dejar que repose durante al menos 2 horas, para que gane consistencia y adquiera la temperatura apropiada.

Transcurrido este tiempo, la mousse de queso crema y fresas ya está lista y a punto para degustar.

En cuanto a su presentación, se la puede servir así sola o bien se puede incorporar en el centro de cada porción una pizca de fresas cortadas en trozos pequeños.

Otra opción creativa consiste en poner sobre la superficie algunas unidades de otros frutos rojos, como pueden ser frambuesas o arándanos.

¿Un consejo? Para darle un sabor sumamente distintivo y un toque estético a la presentación, se puede agregar un poquito de menta fresca. ¡El resultado es increíble!

Ahora sí, llegó el momento de degustar el plato cocinado. ¿Ya sabes de qué forma te gustaría disfrutar de esta mousse?

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?