Crocantes y doradas milanesas de pollo caseras perfumadas con perejil

Crocantes y doradas milanesas de pollo caseras perfumadas con perejil

Se trata de una de las delicias que adoran niños y adultos por igual.

Food Lovers

Las milanesas de pollo son un verdadero clásico de la cocina. En esta oportunidad, compartimos la receta para prepararlas de forma rápida y sencilla, poniendo el foco en un ingrediente particular, el perejil, el cual aporta un aroma y un sabor sumamente distintivo.

La clave de esta receta está en usar abundante perejil fresco. Por otra parte, para los que quieran probar una variante aún más singular, existe una alternativa que consiste en reemplazar el perejil por cilantro. Basta con degustar este plato para descubrir que se trata de una delicia única e indescriptible. ¡A cocinar!

Milanesa de pollo crocante. Fuente: cocina.guru

Milanesas de pollo con perejil: todo lo que hace falta

Ingredientes. Para preparar unas 4 milanesas se necesita de:

  •     4 pechugas de pollo.
  •     2 huevos.
  •     3 dientes de ajo (picados).
  •     Perejil fresco (cantidad necesaria).
  •     Pan rallado (cantidad necesaria).
  •     Sal y pimienta negra recién molida (a gusto personal).
  •     Aceite para freír (cantidad necesaria).

¿Cómo hacer las milanesas de pollo paso a paso?

Elaboración. A veces, la clave para obtener un plato delicioso está en no hacer uso de una gran cantidad de ingredientes y, por lo contrario, utilizar los que son justos y necesarios.

En este sentido, para preparar la mezcla de las milanesas de pollo una opción que nunca falla está en utilizar solamente ajo y perejil fresco, además de los huevos y de la sal y la pimienta negra recién molida.

El hecho de que ambos sean frescos y no disecados hace que estas milanesas tengan un sabor sumamente característico. Además, una vez que la mezcla se encuentra lista, se recomienda dejar las pechugas de pollo un buen rato dentro de ella para que absorba bien cada ingrediente.

Milanesa de pollo crocante. Fuente: cocina.guru

Por lo demás, un secreto para que las milanesas queden bien crocantes está en aplicar un doble empanado, lo cual quizás requiera de un poco más de huevo dependiendo del tamaño de las pechugas de pollo.

Hecho esto, las milanesas se pueden cocinar tanto al horno como fritas. En caso de elegir esta última opción, es fundamental hacerlas con abundante aceite. De cualquier manera, el secreto de la cocción está en esperar a que queden bien doradas.

Una vez que las milanesas de pollo están cocinadas, se las puede decorar con un poco de perejil fresco picado, lo cual le aportará sabor, aroma y también un toque distintivo en cuanto a la presentación.

Llegado este punto, las milanesas de pollo ya están listas y a punto para degustar. En cuanto a su acompañamiento, la sutileza del perejil combina a la perfección con un puré de papas casero, aunque más bien hay que decir que queda a consideración personal.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?