Las claves del Batch Cooking: cocina un solo día para toda tu semana

Las claves del Batch Cooking: cocina un solo día para toda tu semana

La organización y la planificación son el secreto de una alimentación consciente.

Food Lovers

La simplicidad vuelve a estar de moda junto con la vida saludable y la plena consciencia de disfrutar del presente.

Por eso, la tendencia que promueve “la comida real“ apunta a lo que se cocina en casa para comer en familia. Simple, pero no siempre se consigue, atormentados por miles de mensajes que incitan a la compra caprichosa de paquetes con “no alimentos“ adictivos, industriales o nocivos. Por eso, lo primero que hay que tener en claro es qué es alimento y qué no.

Como primera medida, se puede priorizar todo aquello que sean frutas y verduras, dejando a un lado y para cuestionar todo lo que tenga origen animal.

Además, priorizar lo que no esté envasado y lo que se pueda preparar en casa, no en un local de comidas rápidas o restaurante de cualquier tipo, en realidad, porque aunque se trate de comida casera, así habrá más control sobre los condimentos y la preparación evitando la grasa y el sodio innecesarios.

Una vez en esta línea, vendrá el tiempo de la planificación. No hace falta ser un máster chef ni tener una formación estricta en agendas ejecutivas, basta con un poco de planificación en las compras y luego, todo fluye.

Cocina por tandas o batch cooking

Cocinar siempre antes de comer puede resultar poco práctico en este plan de comer más saludable y consciente. Por eso, este método es ideal para adoptar semanalmente. Pensar con anticipación y practicidad, son cuestiones que van enlazadas. El truco de preparar un plato saludable en poco tiempo tiene que ver con esto.

La expresión de “batch cooking“ se puede traducir como “cocinar por tandas“ y hace referencia a poder dedicarle un par de horas de un día para abocarse a la cocina, para luego, librarse de esa tarea rutinaria y volverla más simple, sin descuidar nutrientes o comer comida envasada o enlatada para salir del apuro.

Esta forma de ver la cocina se basa en el secreto de los chef de cocina de la televisión, claro, que tienen todo trozado, ya preparado y por esto les resulta más fácil explicar la receta en 15 minutos dentro del segmento de un programa ¿verdad?

Básicamente, esa es la idea. Que dentro del fin de semana haya un momento dedicado a la cocina para dejar listos algunos ingredientes “base“ que luego sirvan para preparar platos que almorzar o cenar en casa, llevar a la oficina o recibir a los chicos de la escuela, antes de que tengan que volver a salir hacia sus actividades de la tarde.

Previo a la comida, sólo habrá que calentar, agregar, mezclar, pero reduce en buena medida el tiempo que se pasa entre hornallas y hornos, tablas y cuchillos.

Trucos para cocinar para toda la semana

El diseño del menú semanal habrá que elegirlo a la medida de cada familia: tiene la ventaja de poder incluir dentro de lo estacional, lo que más le gusta a cada uno.

Sin embargo, la idea es la misma: elaborar bases que sirvan como puntapié para cada preparación.

Muchos influencers están en este camino, expertos en nutrición, claro y suelen dar tips de guardado, las verduras más nobles para trozar y conservar, a la par de recetas y consejos.

Lo mejor de esta tendencia es que no hay excusas para no comer sano y rico. Hasta existen libros de recetas para cocinar con este método como todas las entregas digitales de @futurlife21 o las compartidas desde la cuenta de @gu_nutrición.

Además, es una actividad que se puede hacer en familia, al ritmo de la música, con ayuda de todos los integrantes de la casa. El menú puede incluir pescado, legumbres, carnes blancas o tartas de lo que se prefiera. Lo importante es ahorrar dinero y tiempo, al momento de las corridas que implica la semana.

Es fundamental planificar bien las compras, con una lista de ingredientes que luego estén a la mano a la hora de ponerse a cocinar.

Existen muchos factores según los cuales seleccionar un ingrediente base y no otro, aquí, algunos trucos para no fallar:

  • Mejor líquido. Los guisos y preparaciones líquidas conservan mejor sus nutrientes si se van a consumir con posterioridad al momento de prepararlo. Un tofu en salsa es mejor que un tofu que se calentará en la plancha, por ejemplo.
  • Aderezo por separado. Hacerlos y reservarlos sin mezclarlos con los vegetales o carnes hace que éstos duren más.
  • Recurrir al multiuso. Una salsa de tomates, zanahoria, ajo y cebolla puede acompañar unas berenjenas, una pizza o unas pastas. Siempre es bueno tener preparaciones que sirvan para varios platos.
  • Verduras y frutas de estación. Se debe priorizar siempre el consumo de estación ya que además de ser más económico tienen más posibilidades de ser de origen local y no estar invadidas de fertilizantes y resultar ser esos productos de invernadero que no tienen gusto a nada.
  • Caducidad. Lo más fresco habrá que programarlo los primeros días para luego en la segunda mitad de la semana ir consumiendo lo que puede estar más tiempo freezado.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?