¡Para devorar! Trufas de chocolate caseras con un toque especial

¡Para devorar! Trufas de chocolate caseras con un toque especial

Son "para devorar". Las trufas húmedas con el toque justo de chocolate y "algo más" son ideales para el café, como postre o para completar una mesa dulce. ¡Fáciles y económicas!

Food Lovers

Entre las trufas, las variedades son infinitas, pero las de chocolate suelen ser las más aclamadas.

Se cree que su origen es belga, y se denomina así por su parecido con el hongo del mismo nombre.

Otros adjudican su creación al chocolatero francés Louis Dufuor. Se dice que creó la golosina al quedarse sin las habituales provisiones y querer ofrecer a su clientela un bocado dulce para las fiestas.

Entonces mezcló crema con vainilla, cacao y formó pequeñas bolas que cubrió con polvo de cacao antes de mojarlas en ganache de chocolate.

Sin embargo, esta vez viajamos a una latitud muy diferente para probar la versión brasileña de esta receta, en la variedad más deliciosa que se conoce en el continente latinoamericano.

Allí, con el mismo método se obtiene lo que los locales llaman Brigadeiros, Negrhinos o Trufas brasileñas y claro, tiene el toque especial de su cocina regional, famosa en todo el mundo por sus sabores intensos e irresistibles.

De textura suave, húmeda y cremosa está hecha a base de cacao amargo en polvo, leche condensada, mantequilla y chocolate.

Ricas y "caseritas", trufas de chocolate con un ingrediente extra

Ingredientes:

  • Cantidad necesaria de granas de chocolate amargo, con leche o chispas de chocolate
  • 2 latas de leche condensada
  • Cacao amargo en polvo
  • Manteca

Preparación:

Mezclar la leche condensada, el cacao y la manteca en una cacerola y colocarla a fuego lento unos 10 o 15 minutos. Estará lista cuando, al dejar de remover, se desprenda fácilmente de los bordes.

En una placa enmantecada, verter la mezcla y dejarla templar por un momento. Reservar en otro bol las granas o chispas de chocolate.

Es el momento de armar las bolitas, rebozarlas con grana de chocolate o chispas y dejarlo enfriar antes de servir. Una bomba de sabor a chocolate intenso que si se sirven frías son ideales como postre o para acompañar el café.

¿Más consejos? Las trufas de chocolate se pueden decorar con una gran cantidad de elementos: coco rallado, granas tipo "glitter", o lo que se desee. También se las puede cubrir con pasta con colorante para completar una mesa dulce temática en sintonía con los colores de la torta o los muffins.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?