Cuidado de la piel

Dos razones por las que no estás aplicando bien tu protector solar

Tanto en verano como en invierno, ponerse protector solar es clave para cuidar la piel.

MDZ Estilo
MDZ Estilo jueves, 11 de julio de 2024 · 10:21 hs
Dos razones por las que no estás aplicando bien tu protector solar
Las razones por las que estás aplicando mal tu protector solar Foto: Shutterstock

El uso del protector solar es una práctica esencial para la protección de la piel frente a los dañinos rayos UV del sol. Sin embargo, a pesar de su importancia, muchas personas aún cometen errores al aplicarlo, lo que puede resultar en quemaduras solares y aumentar el riesgo de enfermedades cutáneas. 

Dos errores comunes a la hora de ponerse protector solar

1. No aplicar suficiente cantidad

Uno de los errores más comunes al usar protector solar es no aplicar la cantidad adecuada. La mayoría de las personas creen que están usando suficiente producto, pero a menudo no es así. La cantidad recomendada es seguir la regla de los dos dedos: aplicar dos líneas extendidas de producto en dos dedos de la mano, lo que equivale aproximadamente a 30 ml. 

Para aquellos que prefieren los protectores en spray, es más difícil medir la cantidad aplicada. En este caso, la clave es rociar el producto sobre la piel a una distancia máxima de 10 centímetros y masajear bien hasta que se absorba completamente. Esto asegura una distribución uniforme y eficaz del protector solar.

Dos errores comunes a la hora de aplicar protector solar.

2. No reaplicar el protector solar

Otro error común es la falta de reaplicación del protector solar durante el día. Aunque muchas personas son conscientes de la importancia de usar protector solar, casi el 46% de los encuestados en un estudio de Nivea admiten que no suelen reaplicarlo con frecuencia, y un 33% no cubre todas las zonas de su cuerpo adecuadamente. Esto puede llevar a quemaduras solares y aumentar el riesgo de cáncer de piel.

Para evitar este error, es crucial reaplicar el protector solar cada dos horas, o inmediatamente después de nadar, sudar o secarse con una toalla. Además, asegurarse de cubrir todas las áreas expuestas de la piel, incluyendo las menos obvias como las orejas, el cuello y los pies, puede marcar una gran diferencia en la protección solar.

La importancia de la protección solar todo el año

Es fundamental recordar que los rayos UV están presentes todos los días, incluso en condiciones nubladas, frías o lluviosas. Hasta el 80% de los rayos UV pueden penetrar las nubes, y la exposición continua a estos rayos puede acelerar el envejecimiento de la piel, causando arrugas y manchas oscuras. Además, el cáncer de piel es uno de los tipos de cáncer más comunes y prevenibles. Usar protector solar regularmente puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar melanoma y otros tipos de cáncer de piel.

Archivado en