Histórico

El hermoso y tradicional pueblo que se esconde a pocas horas de Buenos Aires

Este pequeño pueblo es ideal para una escapada rápida donde podrás desconectarte de tus problemas.

MDZ Trip lunes, 27 de mayo de 2024 · 00:01 hs
El hermoso y tradicional pueblo que se esconde a pocas horas de Buenos Aires
Este maravilloso lugar se encuentra en el partido de Luján Foto: Flickr

Numerosos argentinos anhelan la tranquilidad que ofrece una breve escapada para desconectarse del ajetreo diario, y dentro de las alternativas disponibles, los pueblos pequeños figuran como una opción destacada.

Cortines, un pintoresco pueblo situado a pocos kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, emerge como el destino ideal para disfrutar de un fin de semana prolongado. Este lugar, perteneciente al partido de Luján en la provincia de Buenos Aires, se caracteriza por su ambiente pacífico y su población que no supera el millar de habitantes, manteniendo un aire de serenidad reminiscente de tiempos pasados. La bienvenida cálida y amigable de los locales hace que los visitantes se sientan como en casa desde el momento de su llegada.

Cortines conserva sus tradicionales casas

Durante el otoño, Cortines revela su encanto con árboles frondosos que se tiñen con tonalidades cálidas, adornando el Boulevard Dr. Muñiz. Este escenario romántico se ve realzado por las características casas bajas del siglo XIX, de ladrillos con grandes ventanas y rejas, que flanquean el boulevard. Además, estas casonas históricas albergan restaurantes donde se puede degustar la comida típica local.

El acceso a Cortines es sencillo, tanto en tren como en automóvil. El tren de la empresa Ferrobaires realiza servicios hasta la estación de Cortines, deteniéndose allí a solicitud de los pasajeros. Para quienes prefieren el coche, el trayecto desde Buenos Aires incluye tomar el Acceso Oeste hasta Luján y continuar por la ruta 7.

Historia del pueblo

La fundación de Cortínez se remonta al 23 de mayo de 1888, coincidiendo con la llegada del "Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico", que inició operaciones el 23 de marzo del mismo año. Este desarrollo fue fundamental para el pueblo, especialmente tras la nacionalización de la red en 1948 durante la presidencia de Juan Domingo Perón, cuando pasó a integrar la compañía estatal Ferrocarril General San Martín.

La presencia del ferrocarril y la estación, construida en terrenos donados por Domingo Amestoy, fueron clave para el transporte de cereales y leche de la región, incentivando así la llegada de nuevos pobladores.

 

Archivado en