Belleza

Los mejores consejos para tener una piel radiante en otoño e invierno

Evitá la sequedad y que el frío invernal no sea el enemigo de tu piel; descubrí cómo mantenerla hidratada y saludable con estos sencillos consejos. ¡Tomá nota!

MDZ Estilo
MDZ Estilo sábado, 25 de mayo de 2024 · 16:09 hs
Los mejores consejos para tener una piel radiante en otoño e invierno
Con estos consejos, podrás disfrutar del invierno sin que tu piel sufra las consecuencias Foto: Mirror UK

Con la llegada del frío, nuestra piel sufre los efectos de las bajas temperaturas, el viento y la calefacción. Estos factores pueden causar sequedad, irritación y descamación, lo que nos lleva a buscar soluciones efectivas para mantener una piel suave y saludable. 

Recomendaciones que te ayudarán a combatir la sequedad de invierno:

Primero, es esencial ajustar tu rutina de cuidado de la piel

Durante los meses fríos, es recomendable utilizar limpiadores suaves que no eliminen los aceites naturales de la piel. Los productos que contienen sulfatos pueden ser demasiado agresivos, así que opta por fórmulas más cremosas o a base de aceite.

La hidratación es la clave

Asegurate de aplicar una crema humectante rica en ingredientes emolientes y oclusivos después de cada lavado. Ingredientes como la glicerina, la manteca de karité y el ácido hialurónico son excelentes opciones para retener la humedad en la piel. Recordá, el momento ideal para aplicar tu crema hidratante es justo después de la ducha, cuando la piel aún está ligeramente húmeda.

Mantené una rutina constante y adaptada a las necesidades de la temporada.
Foto: Freepik

El uso de protector solar no debe olvidarse, incluso en invierno

Aunque el sol parezca menos intenso, los rayos UV siguen estando presentes y pueden dañar la piel. Busca un protector solar de amplio espectro con al menos SPF 30 y aplicalo diariamente en todas las áreas expuestas.

Para una piel radiante y saludable tené en cuenta estos consejos que nunca fallan.
Foto: Freepik

Los humectadores ambientales también pueden ser de gran ayuda

Los sistemas de calefacción pueden reducir significativamente la humedad del aire, exacerbando la sequedad de la piel. Colocar un humidificador en tu hogar puede aumentar los niveles de humedad y prevenir la pérdida de agua en la piel.

Beber suficiente agua es fundamental

A menudo nos olvidamos de hidratarnos adecuadamente en invierno, pero el consumo de agua es esencial para mantener la piel bien hidratada desde el interior. Complementá tu ingesta de líquidos con alimentos ricos en agua, como frutas y verduras.

Beber suficiente agua es fundamental.
Foto: Freepik

Elegí prendas de vestir adecuadas

La lana y otros materiales ásperos pueden irritar la piel seca, así que asegurate de usar capas de ropa suave y transpirable que no causen fricción.

Duchas correctas

Las duchas largas y calientes, aunque tentadoras en el frío, pueden despojar a la piel de sus aceites naturales. Optá por duchas cortas y con agua tibia, y evitá el uso excesivo de jabones fuertes.

Exfoliar tu piel regularmente es importante, pero hacelo con cuidado

Utilizá exfoliantes suaves para eliminar las células muertas sin dañar la barrera cutánea. Una o dos veces por semana es suficiente para mantener la piel lisa y receptiva a los productos hidratantes.

Prestá atención a las señales de tu piel

Si notás una sequedad persistente o irritación, puede ser beneficioso consultar a un dermatólogo. Ellos pueden recomendar productos específicos o tratamientos para abordar problemas más serios de sequedad en invierno.

Archivado en