Mito o verdad

Esto es lo que se sabe del misterio de los amigos imaginarios

Descubrí por qué los amigos imaginarios son más que un juego y qué opinan los expertos sobre esta fascinante etapa de la niñez. Los detalles de este fenómenos en la nota.

MDZ Estilo
MDZ Estilo domingo, 19 de mayo de 2024 · 10:06 hs
Esto es lo que se sabe del misterio de los amigos imaginarios
La magia imaginaria en la infancia: conocé todo sobre la relación de los niños y sus amigos imaginarios Foto: Freepik

Los amigos imaginarios, son esos compañeros de juegos creados por la imaginación de los niños, estos mismos han sido un fenómeno intrigante para padres y psicólogos por igual. Estos amigos invisibles suelen aparecer en la vida de los pequeños entre los 3 y 7 años, una etapa crucial del desarrollo cognitivo y emocional de ellos.

La capacidad de los niños para crear estos personajes es un signo de creatividad y una mente activa. A través de estos compañeros imaginarios, los niños pueden explorar situaciones sociales, practicar habilidades de comunicación y enfrentar miedos o deseos que no pueden expresar fácilmente en el mundo real.

Este fenómeno desde el punto de vista psicológico

La presencia de un amigo invisible puede ser vista como una herramienta positiva. Permite a los niños procesar emociones complejas y desarrollar un sentido de independencia. Los expertos aseguran que esta práctica es completamente normal y beneficiosa, siempre y cuando no interfiera con la vida diaria del niño.

Los amigos invisibles son un fenómeno que revela la capacidad imaginativa y emocional de los niños.
Foto: Pexels

Este fenómeno desde el punto de vista de los padres

Algunos padres se preocupan cuando sus hijos tienen amigos imaginarios, temiendo que esto pueda ser un signo de soledad o problemas psicológicos. La realidad es que, en la mayoría de los casos, estos amigos invisibles desaparecen a medida que los niños crecen y desarrollan relaciones sociales más complejas en el mundo real.

La visión de los amigos imaginarios varía según la edad y el contexto cultural

En algunas culturas, estos compañeros imaginarios son vistos como un signo de un niño especial, con una imaginación vibrante y rica. En otras, pueden ser malinterpretados como un problema que necesita ser corregido.

Fenómeno que evoluciona con el tiempo

Al principio, estos personajes pueden ser completamente fantásticos, con poderes y habilidades sobrenaturales. A medida que los niños crecen, sus amigos imaginarios pueden convertirse en personajes más realistas, reflejando sus propias experiencias y deseos.

Lejos de ser motivo de preocupación, deberían ser vistos como una herramienta valiosa para el crecimiento personal de los más pequeños.
Foto: Pexels

La relación entre un niño y su amigo invisible puede ser una ventana a su mundo interior

Los padres pueden aprender mucho observando y participando en estos juegos imaginativos, siempre con un enfoque de apoyo y sin intentar controlar la narrativa que el niño está creando.

Clave para los padres y educadores:

Lo más importante es entender que los amigos imaginarios no son un enemigo a combatir, sino una etapa natural del desarrollo. Fomentar la creatividad y la expresión emocional a través del juego imaginario puede tener beneficios duraderos en la salud mental y emocional del niño.

Archivado en