Historia con imágenes

Estas pinturas estaban en una mina que extraía uranio para las bombas atómicas

En Alemania una gran colección de pintura permaneció oculta en una mina que sacaba uranio para el programa nuclear de la ex Unión Soviética. Historia e imágenes de un tesoro artístico enterrado en la Guerra Fría

Mario Simonovich
Mario Simonovich martes, 26 de septiembre de 2023 · 09:55 hs
Estas pinturas estaban en una mina que extraía uranio para las bombas atómicas
Estas pinturas se realizaron mientras la minera extraía en secreto uranio para las bombas atómicas soviéticas. Hacé scroll y no te las pierdas. Foto: Foto: Cortesía de Wismut GmbH/DIK/A Kämper y The Guardian

Una mina de uranio que escondió una mina de arte.

Sin puntos intermedios:  4.300 pinturas que brillaron en un lugar de Alemania donde unos 100 mil hombres y mujeres fueron obligados por la dictadura de José Stalin (1922 y 1952) a extraer uranio para la fabricación de bombas atómicas de la ex Unión Soviética.

Una de las pinturas en un documental que muestra la mina de uranio de Wismut / Créditos: /www.mdr.de/geschichte/ddr/wirtschaft/wismut/fragen-uran-bergbau-sowjetunion-atomindustrie-100.html

No se ha difundido mucha información sobre esta historia ocurrida tras la Segunda Guerra Mundial, que tuvo como escenario una de las empresas más grande de la Europa bajo el dominio soviético, de los cuales existen versiones de que algunos fueron ejecutados por "traicionar" a Moscú y -según registros sanitarios- 20.000 de ellos murieron o sufrieron enfermedades pulmonares a causa de la exposición a la radiación y al polvo, por las pésimas condiciones de trabajo. Esto ocurrió en  la ciudad alemana de Chemnitz-Siegmar, en la antigua sede de la empresa minera SDAG Wismut, donde se esconden 4.300 obras de arte creados entre 1946 y la caída del Muro de Berlín en 1989. 

"Uso pacífico de la energía nuclear" de Werner Petzold. - 1972-74 - Créditos: neue-saechsische-galerie.de
"Paisaje cerca de Paitzdorf" (Landschaft bei Paitzdorf) de Werner Petzold.

Una mina de arte: 4.300 obras escondidas

El número de obras de arte rescatadas las dio a conocer, en un artículo publicado por Le Monde Diplomatique uno de los responsables de limpiar el gran daño ambiental que dejó la explotación minera allí:

"SDAG Wismut, en las afueras de Chemnitz, recogió unas 4.300 obras de arte hechas entre 1946, cuando comenzaron las excavaciones, hasta la desaparición de la República Democrática de Alemania en 1990. Muchas de las obras tienen que ver con la minería. A menudo los artistas podían observar a los mineros en acción", afirma Nico Loße, quien además dio una mirada positiva del régimen de los trabajadores allí, al señalar que "los empleados tenían sus propios hospitales, comían en sus propios restaurantes y tenían acceso a complejos turísticos especiales". Además de eso, según destaca Le Monde Diplomatic, también para ellos habían escuelas, cines, centros comerciales y clubes.

De este modo, la ex URSS, - a través de la empresa SDAG Wismut - por un lado se apropió del uranio alemán para fabricar sus bombas atómicas y por otro acudió a numerosos artistas para hacer, al menos, 4.300 obras de arte en el que se representara la labor de los mineros y además difundir el socialismo de Estado.  La minera invitaba a artistas a participar en talleres y excursiones. Y sus obras se hicieron visibles en los comedores y algunas plantas.

"Trabajar socialistamente (honestamente)", de Carl Kuhn,. 1962. Créditos: neue-saechsische-galerie.de
"Minero con pipa" de Eva Schulze-Knabe, 1970. Créditos: The Guardian.
Tríptico del desfile de los mineros  de Lutz Rudolph Ketscher, 1989. Créditos: The Guardian.
"Construcción in situ" de Frank Ruddigkeit, 1982. Créditos: The Guardian.
"Minero con lámpara de cabeza", de Carl-Heinz Westenburger, 1962. Créditos: The Guardian.

 

"En las profundidades" de Werner Petzold, 1975. Créditos: The Guardian.
"Nuestra planta de procesamiento" de Heinz Zeuner, 1975. Créditos: The Guardian.

Pinturas que estaban en los contenedores y tachos de basura

Algunas obras fueron rescatadas de contenedores y tachos de basura. Jürgen Szajny (según testimonios difundidos en The Guardian) - entre 1978 y 1990- tras la caída del muro de Berlín y la desaparición de la Alemania del Este salvó algunas obras de arte de los tachos de basura y contenedores.

Adolf Nestler (minero veterano de Jürgen Szajny, 198. Créditos: The Guardian.
 Nikolai Selestschuk: Turingia y Bismuto II (Thüringen und Wismut II)
"Cambio de turno" de Hans Wolfgang Siegenbruk, 1987. Créditos: The Guardian.

De mina de uranio  a mina de arte: cómo se gestó y qué pasó después

En 1920 la ciudad alemana de Chemnitz (estado de Sajonia) vivió un notable crecimiento económico gracias al auge de la industria minera. Fue una de las ciudades de Alemania donde más creció el movimiento obrero y en ese año la población en la  "Manchester sajona" fue de 320 000 habitantes. Cien años después se redujo a 243 173 habitantes. ¿Por qué? Porque esa ciudad formó parte de la Alemania del Este luego de que las fuerzas de José Stalin la ocuparan el 8 de mayo de 1945 y la renombraran como ciudad de Karl Marx (Karl-Marx-Stadt).  Tras la caída del muro de Berlín y la reunificación de Alemania, Chemnitz recuperó su nombre y perdió a una buena parte de su población  ya que -al igual que el 10% de los habitantes de toda la Alemania Oriental- decidió mudarse a la Alemania más desarrollada y avanzada, en busca de mejor futuro.

Eva Schulze-Knabe. Minero de Königstein (Kumpel aus Königstein). 1970. Créditos: The Guardian.
Alexandra Müller-Jontschewa. Brigadier Misselwitz (Brigadier Misselwitz) de 1985. Créditos: The Guardian.

En los años bajo el régimen soviético había una empresa minera conocida como SDAG Wismut, que operó hasta 1991 y en los años bajo el dominio soviético extrajo uranio para el programa soviético de armas nucleares.  La empresa produjo a lo largo de sus  45 años de su existencia más de 216.300 toneladas de uranio: fue el mayor productor individual de mineral de uranio en toda la esfera de control de la URSS y llegó a convertir a Alemania Oriental en el cuarto productor de uranio del mundo, detrás de  Unión Soviética, Estados Unidos y Canadá. Su labor fue la de un "estado adentro del Estado", ya que afirman que a partir de 1947 los distritos mineros se convirtieron en zonas militares cerradas. Sólo entre 1951 y 1953 se reportaron 73 ejecuciones a mineros.

Hans Hattop. "Uranio". 1971.  Museo Industrial de Chemnitz. Créditos: neue-saechsische-galerie.de
Werner Petzold, Uso pacífico de la energía nuclear (detalle)(1972-74). Fuente: mondediplo.com (Le Monde Diplomatic)

A finales de los años 40, más de 100.000 personas -incluidas las mujeres- trabajaban en SAG Wismut. Mediante reclutamiento forzoso cientos de miles fueron obligados a la labor de extraer uranio para la Unión Soviética, bajo la amenaza de recibir sanciones estrictas.

Torre transportadora (Förderturm) de Peter Kraft, 1985. Créditos: The Guardian.
Franz Tippel, El innovador Wismut (1972) - Fuente: mondediplo.com (Le Monde Diplomatic)

Con la caída del muro de Berlín y la reunificación de Alemania, en diciembre de 1990 se puso fin a la extracción de uranio. La minera pasó a llamarse Wismut GmbH y se encargó a una fundación limpiar los grandes daños en el medio ambiente causados ??por la empresa minera. Más de 30 años después, la colección sigue siendo inaccesible al público

¿Cómo es posible que esta colección - que posiblemente sea el mayor tesoro artístico de la Alemania Oriental - haya permanecido oculta durante muchos años, como también de que aún no exista una versión oficial y completa de todo lo que sucedió allí y que aún el mundo no tenga acceso libre al total de las 4.300 obras?

Las imágenes de las pinturas que hasta el momento se pueden ver en Internet (y en esta nota) han sido publicadas en The Guardian - Le Monde Diplomatic -  Wismut-Erbe-Forschung Schicht im Schacht.-

Archivado en