Realeza

El motivo por el que Meghan Markle es duquesa y no princesa

La condición que hay que cumplir para ser princesa por linaje en la monarquía británica es ser descendiente de sangre de alguien que ostente dicho título.

MDZ Estilo
MDZ Estilo martes, 25 de julio de 2023 · 05:29 hs
El motivo por el que Meghan Markle es duquesa y no princesa
Este es el verdadero motivo por el que Meghan Markle no es una princesa. Foto: Noticias Argentinas

Hay dos motivos principales por los que Meghan Markle es duquesa y no princesa: uno se refiere a su linaje y otro a su casamiento con el príncipe Harry. Este nombramiento se dio mucho antes de que la pareja renunciara a sus investiduras oficiales y se alejara de la Familia Real británica.

Harry y Meghan, poco antes de alejarse de los Windsor - Fuente: Instagram The Duke and Duchess of Sussex (/sussexroyal)

Meghan Markle y el título de duquesa de Sussex que recibió por parte de la reina Isabel II

Los movimientos que se dieron en la línea de sucesión al trono británico tras la muerte de la reina Isabel II, con sus correspondientes cambios de títulos (William pasó a ser el príncipe de Gales, por ejemplo), llevaron a analizar el hecho de que Meghan Markle sea considerada duquesa y no princesa.

En esto nada tiene que ver la polémica que surgió hace unos años entre Harry y Meghan por un lado y el resto de la Familia Real británica por el otro. De hecho, distintos medios ya se hicieron eco de la cuestión durante el 2017, es decir, un año antes de que el hijo menor de Lady Di y Carlos III se casara con la exactriz estadounidense.

Fue precisamente al momento de la boda cuando Isabel II reconoció a su nieto y a su flamante esposa con los títulos de duque y duquesa de Sussex. Marlene Koenig, historiadora especializada en realeza, indicó entonces a CNN que el único rango como princesa que correspondería a Markle sería por matrimonio, lo cual no significa que ella pase a ser una “princesa oficial”.

Meghan Markle: por qué nunca podrá ser una princesa en la Familia Real británica

En primer lugar, el motivo por el que Meghan Markle nunca podrá ser una princesa para la monarquía británica es muy sencillo y se debe a su condición de plebeya. 

Dicho de otra manera, para la Familia Real británica es necesario ser descendiente de la realeza para poder ostentar este título de manera oficial.

El caso de los rangos por matrimonio también hace lo suyo. El protocolo indica que una persona se puede volver príncipe o princesa al casarse con alguien que sí lo sea, aunque su nombre pasaría a ser el del royal que ostenta el título por linaje.

Por ejemplo,la protagonista de Suits no sería la “princesa Meghan”, sino la “princesa Harry”, ya que debería adoptar el nombre de su esposo. De la misma manera, Lady Di no era una princesa por linaje, sino por matrimonio, y por esto se la conocía como “Diana, princesa de Gales” y no como “princesa Diana”.

Para evitar estas cuestiones puramente formales, a Meghan Markle se la conoce simplemente como duquesa de Sussex por el reconocimiento que le fue otorgado por la reina recientemente fallecida.

 

Archivado en