Cómo se hicieron amigas la futura reina de Noruega y la ex princesa de Preslav

Cómo se hicieron amigas la futura reina de Noruega y la ex princesa de Preslav

Rosario Nadal, la ex princesa de Preslav, sigue vinculada con la realeza europea, entre ellas con Mette Marit. Hace pocas semanas se encontraron en el casamiento de Mafalda de Bulgaria.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Durante años, Rosario Nadal y Kyril de Bulgaria fueron una de las parejas más glamourosas de la realeza europea y su posterior divorcio sorprendió a todos. Sin embargo, la ex princesa sigue vinculada a la monarquía, ya que mantiene intacta su relación con muchas personas como con la futura reina de Noruega, Mette Marit, quien es una gran amiga suya.

La boda entre la plebeya y el príncipe tuvo lugar el 15 de septiembre de 1989 y se trató del primer enlace matrimonial durante el reinado de Simeón de Bulgaria, el último rey del país. La pareja dio el "sí, quiero" en la capilla de Santa Ana del Palacio Real de la Almudaina de la ciudad de Palma de Mallorca, a donde asistió toda la aristocracia española. 

En ese entonces, Kyril de Bulgaria tenía 25 años y era uno de los hombres más cotizados de Europa, mientras que ella tenía 20 años. Al casamiento asistieron alrededor de 400 personas, entre ellos los reyes de España, y a partir de entonces Rosario Nadal comenzó a codearse con todos las monarquías del mundo.

Rosario Nadal se divorció en 2009. Fuente: Wikipedia

Así surgió su amistad con Mette Marit, la princesa heredera de Noruega por su matrimonio con el príncipe Haakon Magnus de Noruega. Desde 1989 hasta 2009, año que se divorció con Kyril de Bulgaria, ambas frecuentaban los mismos eventos y protocolos de la realeza, lo cual hizo que se volvieran íntimas.

Mette Marit fue un gran apoyo para Rosario Nadal, principalmente cuando ésta última se enteró de las infidelidades de su esposo que la llevaron a separarse. Con tres hijos en común, el proceso de divorcio se realizó en buenos términos, incluso si bien ya no es princesa, su ex esposo le permite seguir usando el nombre de Rosario Sajonia Coburgo para todos sus negocios.

Desde 2009, la ex princesa de Preslav se esfumó de la vida pública, pero demostró que no rompió los vínculos con la realeza. Hace pocas semanas se la vio caminando con su amiga Mette Marit con quien también comparte viajes a Londres, cafés en París y van de compras a las mejores casas de moda.
 


Uno de los mayores actos de amistad que le demostró Mette Marit fue cuando la invitó al décimo aniversario de su boda, que se celebró en 2011. La española le devolvió este gesto para el casamiento de su hija Mafalda Sajonia Coburgo que se celebró hace pocas semanas, lo que confirma una vez más que se tienen un gran cariño.

¿Qué tan difícil crees que es hacer amistades cuando alguien es de la realeza?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?