Cómo conservar los quesos en casa por más tiempo

Cómo conservar los quesos en casa por más tiempo

El maestro quesero Martín Renó comparte tips para proteger las características, sabores, aromas, texturas del queso durante el mayor tiempo posible.

Esther Cano

El queso es un producto que va mutando o evolucionando desde su elaboración hasta el día en que se consume. La conservación busca proteger sus características, sabores, aromas, texturas durante el mayor tiempo posible”, aclara el experto.

“Algunas hormas de quesos duros o semiduros vienen pintadas, cubiertas de una pintura apta para alimentos, que sirve para protegerlas del ambiente. Pero si quieren conservar trozos, cuñas, ya cortados hay algunos consejos a tener en cuenta”, advierte Renó. Una de las cuestiones básicas a tener en cuenta es que no es lo mismo guardar una horma, que un trozo o una pieza ya cortada.  

Lo primero a determinar es el tipo de queso, ya que de acuerdo a su condición y características, requiere un método de conservación distinto. No es lo mismo un queso duro que uno blando, o uno con hongos. 

Quesos duros o semiduros. “Siempre es importante cubrir las caras del corte para que no se sequen o contaminen. Lo ideal para los duros y semiduros es envolverlos en papel film, en la heladera. Pueden ponerlos también dentro de algún tupper para asegurarse que no contaminen o se contaminen de olores”.

 Lo ideal para los quesos duros y semiduros es envolverlos en papel film, en la heladera. 

Quesos frescos o blandos. “Para los quesos frescos o blandos, con mucha humedad, como mozzarellas, cuartirolo, lo ideal es conservarlos en sus propios envases. Por eso es importante no tirarlos en cuanto los abras. También ayudados con papel film”.

A los quesos frescos o blandos hay que conservarlos en sus envases, y con papel film. 

Queso azul. “Los quesos con hongos (tipo azul o el camembert), sean enteros o en trozos siempre deben conservarse envueltos en papel aluminio y en la heladera”.

Los quesos con hongos deben conservarse envueltos en papel aluminio y en la heladera.

Al vacío. “Los quesos también se pueden envasar al vacío para conservar sus características sensoriales por tiempos más largos”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?