Crepes de jamón y queso muy fáciles y en pocos pasos

Crepes de jamón y queso muy fáciles y en pocos pasos

Los crepes, llamados también panqueues, pueden ser dulces o salados. Para salir del paso en un almuerzo liviano y express, rellenos con jamón y queso son un espectáculo. También pueden ser un clásico desayuno, merienda o cena rápida que nunca falla.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

A la hora de preparar esta  receta deliciosa, la masa es un factor importante. Es increíble como algo tan sencillo, como mezclar huevos, harina y leche, puede dar lugar a una pasta que se prepara en un abrir y cerrar de ojos. 

Estos crepes pueden tener cientos de rellenos, pero en esta oportunidad les vamos a colocar jamón y queso: esa combinación idílica que nos ayudará a tener siempre a punto un interior repleto de cremosidad y armonía.

Aprovechando la masa, podemos preparar un relleno dulce que nos haga disfrutar de una degustación de crepes digna de cualquier restaurante.

Toma nota de cómo se preparan los mejores crepes de jamón y queso del mundo.

¡Qué fácil y sabroso!

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 125 gr de harina
  • 300 cc de leche
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de nuez moscada
  • 150 gr de lonchas de queso finas
  • 150 gr de jamón 
Ideal para salir del paso en un almuerzo express.

Preparación:

  1. El secreto de unas buenas crepas estará en la masa y en la herramienta que usarás para cocinarla. Es importante tener siempre a mano una buena sartén antiadherente que nos ayude a crear un plato increíble. En las buenas creperías engrasan esta herramienta con un poco de mantequilla para poder conseguir un resultado mucho mejor.
  2. Con la sartén lista vas en busca de la masa. Empieza a tamizar la harina, la pasas por un colador para que no quede ningún grumo: la masa de la crepe es de las más suaves que existen.
  3. Bate los huevos con unas varillas hasta que hagan un poco de espuma. Les incorporas la leche, base principal de estas crepes. Poner una pizca de sal. Si quieres aprovechar la masa y hacer crepes dulces, no es necesario que pongas sal.
  4. Vas incorporando poco a poco la harina hasta conseguir la masa de crepe perfecta. Debe quedar un poco líquida para poder derramarse mucho mejor en la sartén y quedar lo más fina posible.
  5. Deja que la masa repose durante una hora en la nevera. Cuando esté lista calienta la sartén. Añade un cucharón de masa y la repartes por la sartén. En el momento en que ha cuajado le das la vuelta un segundo y retiras el fuego.
  6. Coloca la loncha de jamón y de queso, plega el crepe que aún caliente permitirá que el queso se funda perfectamente. Tendrás lista una crepe de jamón y queso deliciosa. Repite el proceso las veces que quieras. 
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?