Aprende a hacer sangría casera con vino tinto y frutas

Aprende a hacer sangría casera con vino tinto y frutas

Aprende a preparar una deliciosa sangría casera, fácil y rápida de hacer.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

La sangría casera es una bebida festiva, afrutada y divertida. Es un ponche de fiesta perfecto para acompañar comida mexicana y, por supuesto, la mejor alternativa para los calurosos días de verano. La base de vino tinto y las versátiles opciones de frutas de temporada, también la hacen apropiado para los días más fríos.
 

Fuente: Luis González Sosa (Unsplash)

¿Cómo preparar una sangría casera?

Ingredientes

  • 1 botella de vino tinto, un pinot noir u otro vino tinto afrutado es una gran opción
  • 1 naranja grande
  • 1 taza de fruta de temporada en rodajas finas. Pueden ser manzanas, peras, fresas, duraznos, piña o lo que tengas en el refri
  • 1 limón pequeño, cortado en rodajas finas
  • ½ taza de brandy
  • 1 a 2 cucharadas de miel de maple o de azúcar 
  • Hielo, para servir


Indicaciones

  1. Para preparar la naranja, córtala por la mitad desde el extremo del tallo hacia abajo. Exprime el jugo de la mitad de la naranja en una jarra y corta en rodajas finas la mitad de naranja para colocarlas dentro de la jarra.
  2. Añadir a la jarra la frutas que hayas elegido y el limón. Agrega el brandy y 1 cucharada de miel de maple. Vierte el vino en la jarra y revuelve para mezclar. Prueba y agrega otra cucharada de miel si sientes que le falta un poco más de dulzor. 

Puedes servir esta sangría de inmediato o dejarla marinar de 2 a 8 horas para obtener un sabor más afrutado. Sirve en copas de vino con unos hielitos para mantenerla fría. ¡Y a disfrutar!

TIP: el brandy no es necesario, si no te gusta o no tienes, lo puedes evitar, pero la realidad es que le da un sabor único. 

 

Una bebida para disfrutar en el momento

La sangría es una alternativa fantástica, pues se puede disfrutar en el mismo momento en el que se prepara o reservar en el refrigerador durante horas.

¿Apurado? ¡La sangría no requiere un descanso prolongado antes de servir si la preparas con vino frío y fruta sabrosa! Exprimir la mitad de la naranja directamente en el vino hace que tenga un sabor un poco afrutado desde el principio, y la fragancia de la fruta restante ayuda a que tenga un sabor más concentrado.

Por lo tanto, la sangría también es un cóctel de fiesta, fácil de preparar si se guarda una botella de vino o en un recipiente de vidrio en el refrigerador. Lo mejor es que es muy versátil, pues puedes ir probando con distintas combinaciones de frutas para lograr sabores distintos.

Otra receta fácil y rica de sangría casera

 

¿Listo para disfrutar de la mejor sangría casera de tu vida?


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?