7 consejos para decorar con sillas colgantes

7 consejos para decorar con sillas colgantes

Llegaron con todo a la decoración, como alternativa de estilo y promesa de mucho relax.

Esther Cano

Las sillas colgantes llegaron como renovado accesorio decorativo para exteriores. Y de inmediato ingresaron a la casa. 

¿El secreto de su éxito? Además de resultar un mueble canchero y funcional, se instala en el hogar con una promesa de comodidad y sosiego. 

¿Quién no se tienta al ver una hamaca? Especialmente estas sillas colgantes con forma de “nido” o “huevito” que nos contienen y hacen mecer como hace rato no lo hacíamos. Así, emergieron con esa impronta de satisfacción garantizada. 

Consejos para colgar una hamaca en tu casa

1.De la terraza al living. Originalmente, las hamacas se impusieron en espacios exteriores, incluyendo jardines, terrazas y balcones. Pero el verdadero efecto transformador es cuando le damos la bienvenida al interior de la casa; en livings, dormitorios (no solo infantiles) y playrooms. 

De materiales naturales, cómodas y súper cálidas. Foto: Pinterest. 

2.De pie o colgantes. Unas se pueden mover de un lado a otro; las otras deben sujetarse a un soporte. En cualquier versión, medir el peso que va a soportar es clave para iniciar la aventura de tener la propia hamaca en tu casa. 

El formato nido o huevito es el preferido. Foto: Pinterest.

3.Relax garantizado. Una hamaca es sinónimo de relax, en la playa o entre los árboles, y tener una en casa genera ese efecto inmediato. Sobre todo si elegimos modelos de fibras naturales, como ratán y mimbre, e incluso tejidas a mano. 

Una silla colgante de tela. Foto: Pinterest. 

4.Una hamaca pop. Si en lugar de estar hechas con materiales naturales, las hamacas son de metal (tipo mueble de jardín), resina o plástico, y de colores en lugar de tonalidades neutras, lo que generan es un rincón vintage, pop y lúdico, ideal para cuartos de adolescentes, bibliotecas o espacios sociales y recreativos de la casa. 

En el living y delimitando espacios. Foto: Pinterest. 

5.Adaptalas al estilo de la deco. Si bien son de apariencia contundente e imponen su presencia  donde vayan, las hamacas pueden adoptar un estilo predeterminado del hogar u ambiente si nos animamos a decorarlas con los accesorios adecuados: cintas, almohadones o mantas, entre otros accesorios. 

Una silla y dos estilos: de hierro y mimbre. Foto: Pinterest. 

6. La luz les sienta bien. La tendencia llevó a las sillas colgantes a trasladarse del exterior al interior de la casa. Y a la hora de colocarlas en interiores, es recomendable hacerlo en un espacio luminoso y preferentemente cerca de una ventana o fuente de luz natural.

Las hamacas generan espacios para el relax. Foto: Pinterest.

7. La hamaca define los espacios. Como se trata de un objeto que es punto atracción inmediato, una hamaca también puede ser el mueble ideal para zonificar un ambiente o separarlos. Ejemplos: entre el comedor y la cocina, la sala de estar y la biblioteca o dividir un cuarto infantil compartido. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?