Pulque: todo lo que debes saber sobre el trago mexicano que vuelve a ser tendencia

Pulque: todo lo que debes saber sobre el trago mexicano que vuelve a ser tendencia

El tradicional pulque mexicano pasó de ser una bebida de los dioses a convertirse en una bebida de moda en la Ciudad de México.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

Pocas bebidas alcohólicas pasaron de una época de gloria a convertirse en un producto con mala fama para, décadas después, volver a popularizarse y ganarse a un público joven y urbano que encuentra en el pulque cierto encanto que otros tragos mexicanos no ofrecen.

En la Ciudad de México, al igual que en otros destinos de la República, hay muchas pulquerías de más de cien años, las cuales, por mucho tiempo, estuvieron prácticamente abandonadas. Hoy, con el boom y el resurgimiento del pulque, estos lugares se han convertido en paradas obligatorias para todos los amantes de esta bebida.

Es por esto que, muchos de estos lugares, se han modernizado sin dejar de lado las características que los definen, para recibir y atraer al nuevo público millennial.

 

¿Qué es el pulque y a qué sabe?

El pulque es una bebida prehispánica que tiene una graduación alcohólica similar a la de la cerveza, con la gran diferencia de que está hecho con savia ligeramente fermentada del agave, la misma planta que se usa para hacer tequila y mezcal.
El sabor no se le parece a nada, es por eso que, en un primer momento, puede generar cierto rechazo, pero, una vez que adquieres un gusto por él, resulta delicioso.

El pulque natural es un color lechoso opaco pero burbujeante y de fuertes sabores. Dulce, pero no empalagoso y ligeramente viscoso. La mayoría de los lugares ofrecen pulque natural y algunas saborizadas que atenúan el sabor de la bebida, pero no su textura.

El pulque, una vez que te logra conquistar, hace honor a su reputación como la bebida de los dioses: refrescante, revelador, satisfactorio y reconfortante. Aunque, hay que admitir que hay un gran grupo de personas que lo encuentran repugnante por su sabor y textura.
 

Fuente: Wikimedia Commons / Lyzy30

 

¿Cómo se hace el pulque?

Para producir pulque, se corta el corazón del agave, creando una cavidad. Esta se raspa para lograr el flujo del aguamiel. Si bien, el proceso para hacer mezcal y tequila requiere que el aguamiel se cocine, el pulque se elabora fermentando naturalmente el producto crudo en una barrica. La fermentación ocurre rápidamente, tan rápido que el líquido fermentado alcanza su forma final burbujeante y baja en alcohol en cuestión de horas.

El pulque es una bebida con mucha historia que estuvo a punto de ‘desaparecer’ pero que hoy en día está más vigente que nunca. Tú, ¿De qué sabor lo prefieres?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?