Viajan por el mundo y ahorran todo el sueldo: así viven en cruceros estos mendocinos

Viajan por el mundo y ahorran todo el sueldo: así viven en cruceros estos mendocinos

Ofelia Cuadra, Eduardo Castro y José Luis López, son tres músicos que desde hace más de 5 años recorren paradisíacos destinos a bordo de cruceros haciendo shows musicales. Así es su vida a bordo.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Desde hace más de 5 años los Zinger Trío recorren el mundo a bordo de cruceros llevando su música. Los tres son de Mendoza, Ofelia Cuadra (33) es la voz y líder de la banda, Eduardo “Alfajor” Castro (45) es el baterista y percusionista, y José Luis López (36) el pianista. 

Los mendocinos se encuentran a bordo del crucero Enchanted Princess desde el 10 de noviembre en un viaje desde Fort Lauderdale, Miami, hacia las islas del Caribe. Desde la isla caribeña de Santa Lucía, los músicos compartieron con MDZ cómo es su vida de tripulantes y cómo fue que se decidieron a brindar shows a bordo de esos lujosos barcos que recorren los más paradisíacos destinos.

crucero viaje
Ofelia, "Alfajor" y José trabajan en cruceros desde hace más de 5 años.

“Hemos conocido el Caribe, Florida, Asia, Alaska, la Antártida, Australia, la Polinesia Francesa, Hawaii, un montón de destinos súper diversos”, recuerda Ofelia, la vocalista de la banda.

Los Zinger Trío se encuentran viajando en uno de los barcos más nuevos de la compañía de cruceros, en un viaje inaugural tras 18 meses de receso a causa del covid-19, algo histórico para la industria.

crucero viaje
Los 1.600 tripulantes a bordo del Enchanted Princess.

5 años de shows en alta mar

“Siempre tuvimos la curiosidad de cómo sería trabajar en un barco”, cuenta Ofelia y agrega que fue a través de una agencia de talentos que tuvieron la oportunidad de postularse para ser parte de la tripulación de un crucero.

Todos tenían muy claro cuál era su objetivo. Por ello, grabaron el video de 40 segundos que les solicitaron, en el cual se los veía y escuchaba tocando todos los estilos musicales que suelen hacer en los viajes, lo enviaron a la agencia y finalmente: “¡quedamos seleccionados!”, expresa la mendocina.

crucero viaje
Zinger Trío ha recorrido innumerables destinos exóticos, entre ellos El Fin del Mundo.

Un día a bordo de los Zinger Trío

Los tres músicos sostienen que sus días de navegación son muy particulares en esta nueva etapa, luego de un año y medio sin zarpar debido a la pandemia. 

“Quienes somos parte de la tripulación estuvimos más de 50 días a bordo sin poder bajar en ningún puerto por los protocolos de covid. Además, embarcamos un mes antes que los pasajeros porque tuvimos que hacer cuarentena”, explica la cantante. 

La vuelta de los cruceros ha traído nuevas reglas y medidas. Si bien la tripulación está al 100%, en total son 1.600, el barco, cuya capacidad es de 3.600 pasajeros, actualmente no cuenta con más de 900 viajeros. Según Ofelia, es probablemente que el resto de los viajes en cruceros que harán en estos meses suceda lo mismo. 

José, “Alfajor” y Ofelia cuentan que los días a bordo del crucero se dividen en dos: los días de mar, mientras se navega, y los días de puerto. 

“En los días de mar trabajamos más, los viajeros están a bordo y tenemos números musicales. Estos días se dividen en los de gala, donde todos se visten con looks elegantes de fiesta y los días casuales y relajados”, dice Ofelia.

“Alfajor” por su parte comparte: “Tratamos de llevar una vida lo más normal posible a bordo y respetar los horarios que tenemos en tierra. Pasamos mucho tiempo dentro de nuestras cabinas, sin salir a ver el sol, por eso buscamos hacer actividades: ir al gimnasio, disfrutar de la pileta”.

“Si bien estamos en un crucero, para nosotros no deja de ser un trabajo. Por eso buscamos dispersarnos un poco”, añade la vocalista.

Cada día, los músicos deben dar lo mejor de ellos al público, a quien ya tienen acostumbrado a brindarle un gran espectáculo, por eso hay ensayos y preparación en la previa de cada show. “Todos los días hacemos ensayos, armamos la playlist que vamos a tocar y nos preparamos hasta que llega el momento del ´show time´, es decir el momento del show”, enumera el baterista de la banda.

Los días de puerto, en cambio, son más tranquilos para la tripulación. Si bien ahora existen estrictos protocolos, en un viaje sin pandemia los trabajadores pueden descender en cada puerto al que llegan, recorrer el destino y luego retomar sus actividades cerca de las 19 horas.

Pero no solo estos artistas deben deleitar con su música a los pasajeros, también tienen tareas propias del barco que deben cumplir diariamente. “Nosotros somos marineros -cuenta Castro y explica- hacemos cursos sobre la seguridad del barco o simulacros en caso de que ocurra un imprevisto”.

Estas tareas, que no suelen entusiasmarlos mucho, no opacan los grandes beneficios que reciben por haberse animado a vivir esta aventura. 

Dejar todo en sus casas de Mendoza, durante meses, les ha permitido, por un lado conocer lugares que probablemente de otra manera no hubiesen visitado. Por otro lado, les ha abierto las puertas a conocer gente nueva de diferentes culturas y a hacer muy buenos amigos por todo el mundo.

A su vez, trabajar en cruceros les permite ahorrar gran parte de sus sueldos. “Poder ahorrar es uno de los grandes beneficios. Nosotros no tenemos ningún tipo de gasto a bordo, ya que la comida, alojamiento, seguro médico está incluido”, afirma Ofelia y añade: “El 90% de tu sueldo lo podes guardar, esto no pasa en la vida real”.

¿Cómo aplicar para vivir esta experiencia a bordo?

Los Zinger Trío aplicaron como músicos, pero cuentan que hay todo tipo de puestos a los cuales se puede acceder, todos vinculados a la hotelería: recepción, servicio de limpieza, casino, cocina, músicos, bailarines, mozos. 

Cada uno de los tripulantes que ocupan los puestos antes mencionados pueden ser de diversas nacionalidades y todos, sin excepción, deben cumplir como requisito indispensable tener buen dominio del idioma inglés. 

“Quienes quieran aplicar deben saber que no se aplica directamente a la empresa de cruceros, sino a través de una agencia. En Argentina hay solo una y se llama Selection Partners”, recomienda Ofelia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?