Cómo hacer tu propia mantequilla de maní casera y saludable

Cómo hacer tu propia mantequilla de maní casera y saludable

La mantequilla de maní combina a la perfección con dulces y salados y es ideal para cualquier momento del día.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

La mantequilla de maní es tan deliciosa que sorprende saber lo fácil que resulta prepararla de forma casera. En esta oportunidad, compartimos la receta y todo lo que hay que saber para elaborarla de manera rápida y en simples pasos. ¿Te animarías a hacerla? A continuación, los detalles.
 

Mantequilla de maní. Fuente: Petit Fit

Mantequilla de maní casera: todo lo que hace falta

Ingredientes. Para preparar esta deliciosa y saludable mantequilla se requiere de:

  • 250 gr. de maní (pelado y sin sal).

  • 15 ml. de aceite de oliva.
  • 1 pizca de miel (opcional).
  • 1 pizca de sal (opcional).

Cómo hacer paso a paso esta mantequilla de maní

Elaboración. Si bien es un paso que se puede obviar, lo primero que hay que hacer para preparar esta mantequilla casera es tostar ligeramente el maní.

Para esto, hay que poner este ingrediente en una sartén y llevar a fuego intermedio durante unos 5 minutos, siempre revolviendo para evitar que se queme o se pase de punto.

A continuación, hay que colocar el maní tostado en una licuadora o en un recipiente al estilo minipimer para procesar. En este punto, hay que incorporar también el aceite de oliva (que puede ser aceite común) y la pizca de miel y de sal, en caso de que se elijan usarlas.

En cuanto a la miel, es importante aclarar que tiene que ser en muy poca cantidad, aproximadamente media cucharada, de forma tal que la preparación no quede tan dulce.

Con todos los ingredientes ya colocados, basta con comenzar a procesar. En este sentido, hay que hacerlo de forma paulatina, ya que en primer lugar lo importante es que se desmenuce el maní.

Es posible que por momentos haya que poner pausa y sea necesario usar una espátula para integrar bien lo que se va fijando en los bordes del recipiente.

Por lo demás, una vez que esto ya está logrado, hay que continuar hasta obtener la pasta con la consistencia propia de la mantequilla de maní. Dependiendo del procesador que se tenga, el proceso puede llevar entre 5 y 10 minutos.

Con la mantequilla a punto, basta con enfrascar y con reservar en las condiciones adecuadas.

¡Listo! La mantequilla de maní casera y saludable ya está terminada y a punto para disfrutar. ¿Ya sabes con qué te gustaría acompañarla?



Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?