Cómo hacer tu propia jalea casera, saludable y orgánica

Cómo hacer tu propia jalea casera, saludable y orgánica

Se trata de una receta genérica de jalea que se puede aplicar a cualquier fruta.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Si lo que buscas es hacer tu propia jalea casera, saludable y orgánica, a continuación compartimos una receta y todo lo que hay que saber para preparar una versión tan sencilla como rápida y deliciosa. ¿Te animarías a hacerla?
 

Fuente: elespanol.com


Ante todo, hay que decir que, para que la jalea sea completamente orgánica, hay que elegir con atención cada uno de los ingredientes, es decir, no quedarse solamente con la fruta.

Por lo demás, existen muchas recetas para hacer jaleas que son más sofisticadas y precisas que la que ofrecemos a continuación. No obstante, en este caso se opta por una versión que cualquier persona pueda hacer en su hogar con facilidad.

Luego de aclarar todo esto, ahora sí es momento de tomar nota y comenzar a cocinar.
 

Jalea orgánica casera: todo lo que hace falta

Ingredientes. Para preparar esta jalea casera se requiere de:

  • 1 kg de fruta (a elección personal).
  • 150 gr. de sirope de agave (aprox).
  • 1 naranja (ralladura de cáscara).

Cómo hacer paso a paso una jalea casera con ingredientes orgánicos

Elaboración. Elegida ya la fruta con la que se quiere preparar la jalea, lo primero que hay que hacer es lavarla, pelarla, quitarle las semillas y cortarla en pequeños trozos.

A continuación, poner los mismos en una sartén o cacerola junto al sirope de agave y la ralladura de cáscara de naranja.

En este punto, hay que aclarar que la misma puede ser reemplazada por la cáscara de 2 limones. Sea cual fuese el caso, lo importante es que la ralladura sea de la parte externa de la fruta, ya que la interna, de color blanco, aporta un sabor amargo y no cítrico.

Respecto al sirope de agave, la cantidad a utilizar depende también de la elección de la fruta, ya que hay algunas que son más dulces por naturaleza que otras.

Con los ingredientes ya en el fuego, hay que cocinar a fuego medio-alto hasta que la preparación rompa el punto de hervor. Logrado esto, bajar la temperatura del fuego al mínimo y continuar con el proceso.

La clave está en que la fruta se tiene que empezar a deshacer y en que la mezcla tiene que comenzar a obtener la consistencia propia de una jalea o mermelada.

Para que no se pegue, se recomienda remover con suavidad de vez en cuando, es decir, no de forma constante.

En cuanto al tiempo de cocción, el mismo también depende de la fruta, ya que no todas desprenden la misma cantidad de agua. Por este motivo, lo más aconsejable es seguir con atención el proceso para evitar cualquier tipo de inconvenientes.

Una vez que la mezcla ya está a punto, basta con retirar del fuego y dejar enfriar. ¡Listo! La jalea casera, saludable y orgánica ya está terminada. ¡A disfrutar!



Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?