Imperdible

El trucazo casero para eliminar las manchas y mal olor del retrete

Descubre cómo utilizar bicarbonato y vinagre para mantener tu inodoro libre de manchas y malos olores de forma eficaz y económica.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor jueves, 20 de junio de 2024 · 08:26 hs
El trucazo casero para eliminar las manchas y mal olor del retrete
Con este truco casero el retrete del baño quedará como nuevo Foto: Shutterstock

En la búsqueda de soluciones de limpieza más amigables con el medio ambiente, muchos han vuelto a los métodos tradicionales utilizando ingredientes simples y efectivos. Entre estos, el bicarbonato de sodio y el vinagre destacan por su versatilidad y eficacia, especialmente en la limpieza del baño.

Para empezar, es recomendable espolvorear una cantidad generosa de bicarbonato de sodio directamente en el inodoro. Este compuesto no solo es excelente para absorber olores, sino que también actúa como un abrasivo suave que no daña las superficies cerámicas.

Mira el video

A continuación, agrega un poco de jabón líquido al inodoro. El jabón actúa como un agente desengrasante que ayuda a descomponer los residuos orgánicos, facilitando su eliminación. Esta combinación aumenta significativamente la eficacia del bicarbonato en la remoción de manchas difíciles.

Luego, vierte media taza de vinagre en el inodoro. El vinagre, conocido por sus propiedades desinfectantes y antibacterianas, reacciona con el bicarbonato de sodio, creando una efervescencia que ayuda a descomponer las manchas y eliminar profundamente los malos olores.

Este truco de limpieza está compuesto por ingredientes de la cocina. Shutterstock.

Finalmente, deja actuar la mezcla durante unos minutos antes de cepillar con la escobilla del inodoro. Este paso no solo asegura una limpieza profunda, sino que también refresca y desinfecta. Al tirar de la cadena, notarás cómo las manchas y los olores han desaparecido, dejando tu inodoro brillante y como nuevo.

Este método no solo es efectivo y fácil de aplicar, sino que también es seguro para el medio ambiente y económico, demostrando que no es necesario recurrir a químicos agresivos para mantener la higiene y frescura en el hogar.

Archivado en