Vida sana

Salud mental: Las cinco claves para estimular el bienestar mental y mantenerlo

Cuidar nuestra salud mental es vital para una vida plena. Hay cinco bases que nos permiten asociarnos hacia ese bienestar y poder sostenerlo.

MDZ Espectáculos
MDZ Espectáculos miércoles, 19 de junio de 2024 · 22:11 hs
Salud mental: Las cinco claves para estimular el bienestar mental y mantenerlo
Las claves para lograr el bienestar mental (Shutterstock). Foto: shutterstock

Construir y mantener el bienestar mental es esencial para una vida equilibrada. En los tiempos que corren, conservar nuestra salud mental se ha vuelto crucial, por lo que es necesario entender en qué sensaciones y emociones debemos apoyarnos para llevar una vida óptima.

La licenciada Giralt Font explicó en una nota con Infobae las numerosas actividades y enfoques que se pueden aplicar para fomentar la salud emocional. Basándose en la teoría del psicólogo Martin Seligman, el bienestar se compone de cinco elementos clave que se pueden estimular:

Cómo lograr el bienestar mental y mantenerlo (Shutterstock).

1. Emociones positivas: Estas incluyen la alegría, gratitud, optimismo, esperanza y serenidad. El placer asociado a esto, como escuchar música o disfrutar de una buena comida, también son parte de este grupo. Las emociones afectan nuestra forma de pensar, y pensamientos positivos generan sentimientos positivos que influyen en nuestro comportamiento.

Estudios científicos demuestran que el optimismo y la capacidad de mantener la esperanza son factores protectores de la salud. La gratitud, por su parte, permite enfocarse en lo positivo y activa mecanismos neuronales asociados al placer y la recompensa, promoviendo una adaptación más flexible y saludable a la realidad.

2. Flow: Es un concepto desarrollado por el psicólogo Mihaly Csikszenmihalyi, y se refiere a un estado de motivación intrínseca que se tiene al hacer una actividad que nos apasiona, como dibujar, escuchar música o bailar. Durante este estado, se pierde la noción del tiempo y el espacio, generando placer, y reduciendo la ansiedad y el estado de alerta.

3. Relaciones interpersonales: Los vínculos cercanos, ya sean familiares, amistosos o comunitarios, protegen nuestro cuerpo y cerebro. Contar con otros nos permite ser más felices y vivir más. Estas relaciones de calidad son cruciales, y fomentarlas y cultivarlas ayudan a combatir enfermedades, el estrés y obviamente la soledad.

Relacionarse de forma saludable (Shutterstock).

4. Propósito o sentido: Tener objetivos y propósitos de vida claros es vital para el bienestar. Estudios en Japón han mostrado que las personas longevas tienen un propósito diario, lo que contribuye a su salud física, mental y espiritual. Acciones solidarias y altruistas también ayudan a encontrar un propósito, beneficiando tanto a quienes ayudan como a quienes reciben ayuda.

5. Logro: La felicidad y el bienestar también se reflejan en la capacidad de alcanzar objetivos, una de las máximas de ver resultados. Las personas con mayor bienestar suelen tener una alta orientación al logro, autoeficacia y valoración por la autonomía.

Qué hábitos sostienen la plenitud y el bienestar (Shutterstock).

Otros hábitos saludables como comer sano, dormir lo suficiente, mantener una buena postura y hacer ejercicio son indispensables. La actividad física, en particular, no solo previene enfermedades, sino que también reduce la ansiedad, depresión y estrés, y genera endorfinas que nos hacen sentir bien.

El bienestar es un estado integral que abarca diversas dimensiones de la vida. Promoverlo y mantenerlo requiere un enfoque equilibrado y continuo hacia la salud física, emocional, mental, social, espiritual, financiera y ocupacional.

Archivado en