Impelable

El trucazo con bicarbonato para desinfectar el inodoro

Este truco para limpiar el inodoro es ecológico y libre de químicos.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor sábado, 15 de junio de 2024 · 15:46 hs
El trucazo con bicarbonato para desinfectar el inodoro
Un truco sencillo, pero efectivo. Foto: Archivo

Ya no tienes que imaginar un inodoro que brille de limpio, y mucho menos con esa molesta línea amarilla que afecta la higiene y estética. Esta limpieza parece una tarea ardua, pero existe un trucazo sencillo, económico y ecológico que puede hacer maravillas: el bicarbonato de sodio. 

Es efectivo para desinfectar y es una solución amigable con el ambiente, ideal para quienes buscan alternativas a los productos químicos comerciales. Reúne unos pocos ingredientes que probablemente ya tengas en casa: una barra de jabón de tocador, bicarbonato de sodio y jabón desinfectante para suelos. 

Quedará como nuevo.

Lo primero que debes hacer es rallar la barra de jabón de tocador y colocarlo en un recipiente de vidrio. A continuación, añade una cucharada de bicarbonato de sodio. Luego, incorpora una cucharada de jabón desinfectante para suelos. Tu inodoro lucirá limpio y libre de gérmenes.

Revuelve bien la mezcla hasta que se forme una pasta homogénea. Con la mezcla lista, empieza a crear pequeñas bolitas de jabón. La idea es que estas bolitas sean lo suficientemente compactas para mantenerse unidas, pero lo suficientemente pequeñas para caber en una mascarilla higiénica.

Quedará como nuevo.

Ahora, coloca una de estas bolitas de jabón dentro de una mascarilla y átala firmemente. Este truco permite que la mezcla se disuelva gradualmente con cada descarga de agua del inodoro, proporcionando una limpieza continua y constante. Coloca la mascarilla con la bolita de jabón y bicarbonato dentro de la caja del inodoro, asegurándote de que esté bien sujeta y no obstruya el mecanismo de la cadena.

Cada vez que tires de la cadena, el agua activará la mascarilla y comenzará a disolver la bolita de jabón, liberando el bicarbonato y el jabón desinfectante en el proceso. Esta solución se distribuirá por el inodoro, trabajando para eliminar el sarro, la línea amarilla y los malos olores. Es un proceso gradual pero efectivo, que mantiene tu inodoro limpio sin necesidad de esfuerzo diario.

Archivado en