Hogar dulce hogar

Los mejores trucos de limpieza con vinagre y detergente para el baño y la cocina

Estos son solo algunos trucos para que realices una limpieza profunda con vinagre y detergente.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor miércoles, 1 de mayo de 2024 · 16:32 hs
Los mejores trucos de limpieza con vinagre y detergente para el baño y la cocina
Con tan solo estos ingredientes lograrás una limpieza profunda Foto: Archivo

Para mantener un ambiente saludable y agradable sin recurrir a químicos, existen trucos y productos naturales que pueden facilitar esta labor, como el vinagre y el detergente. Son dos ingredientes económicos, fáciles de conseguir y muy efectivos para eliminar la suciedad y la grasa en diferentes superficies.

Para limpiar los azulejos de la cocina y el baño puedes preparar un desengrasante casero con vinagre, agua y detergente. Mezcla partes iguales de vinagre blanco y agua en un pulverizador, añade seis gotas de detergente líquido y agita bien antes de usarlo. Rocía la mezcla sobre los azulejos sucios, deja actuar unos minutos y luego frota con un cepillo o una esponja. Verás cómo la grasa se disuelve fácilmente.

Los azulejos quedarán como nuevos.

Los quemadores de la cocina suelen acumular grasa y restos de comida que pueden ser difíciles de quitar. Para limpiarlos fácilmente, mezcla bicarbonato de sodio con unas gotas de detergente líquido hasta formar una pasta espesa. Aplica esta mezcla sobre los quemadores sucios, deja actuar unos minutos y luego frota con un cepillo o una esponja. Enjuaga con agua tibia y verás cómo quedan relucientes.

Los vidrios quedarán relucientes.

Los repasadores o paños de cocina también necesitan una limpieza regular para eliminar las bacterias y los malos olores que puedan acumularse en ellos. Para dejarlos como nuevos, hierve agua en una olla grande junto con jabón rayado hasta que se disuelva por completo. Sumerge los repasadores en esta solución durante unos minutos, luego lávalos a mano o en la lavadora como lo haces habitualmente. Verás cómo quedan frescos y limpios.

Para dejar los espejos y vidrios impecables sin dejar marcas ni residuos, puedes preparar un limpiador casero con vinagre blanco diluido en agua. Mezcla partes iguales de vinagre blanco destilado con agua tibia en un pulverizador, agita bien antes de usarlo e rocíalo sobre las superficies a limpiar. Limpia con un paño suave o papel absorbente hasta que queden transparentes sin manchas ni huellas

Archivado en