Riquísimos

Cómo hacer churros en un abrir y cerrar de ojos con esta simple receta

Con esta receta podrás preparar unos churros muy deliciosos y al momento.

MDZ Estar Mejor
MDZ Estar Mejor miércoles, 7 de febrero de 2024 · 18:01 hs
Cómo hacer churros en un abrir y cerrar de ojos con esta simple receta
Los churros caseros son más deliciosos. Foto: Archivo

Comer un churro es la gloria y más cuando está relleno de chocolate, mermelada, dulce de leche o leche condensada. Normalmente se acompaña con una taza de café o chocolate para sumergir su forma alargada y crocante. Con esta receta podrás realizar en casa de manera fácil y divertida tus propios churros.

El churro es conocido en Europa, en México y en casi toda Latinoamérica. Existen cientos de franquicias que lo preparan y siempre es muy bien recibido. Sus orígenes han sido causa de varios debates. Algunos autores señalan que el churro se deriva de una receta china llamada youtiao. Esta masa de pan salado frito es un desayuno tradicional de los chinos y se acompaña con salsa, picante arroz y leche de soya. De hecho, este plato se remonta al siglo 12.

Churros caseros que no pueden faltar en tu merienda.

Más tarde, en los viajes de exploración portugueses, descubrieron esta receta y la llevaron a Portugal y España. La modificación que hicieron fue sustituir la sal por el azúcar y le dieron forma alargada. Su nombre se debe a que se asemeja al corno de una oveja churra, una raza autóctona de Castilla y León. 

Churros caseros imposibles de olvidar.

Receta fácil de churro

El churro ahora es conocido como uno de los postres más económicos e ideales para comer a cualquier hora del día. Para esta simple receta necesitarás 250 g de harina de trigo, 200 ml de agua, una pizca de sal, azúcar al gusto y aceite.

En un bol coloca la harina previamente tamizada y una pizca de sal. Agrega agua caliente poco a poco hasta lograr una masa suave y un poco de azúcar. En caso de que quede seca, agrega un poco más de agua y déjala reposar por 20 minutos. En una olla a fuego fuerte pon a calentar el aceite para cubrir los churros. Con una manga pastelera irás haciendo los churros y cuando esté caliente el aceite, colócalos uno a uno con la ayuda de la manga. Fríelos hasta que queden dorados y crujientes.

 

Archivado en