¿Cuándo se trasladaría la suba del dólar al precio de la nafta?

En el sector dan por descontado que la suba de divisa se traslade al precio de los combustibles, el cual reclaman ya estaba desfasado. La única forma para evitarlo sería que el Gobierno logre pone el precio de la divisa por debajo de los $50.

Redacción MDZ

el precio de la nafta en la mira.

Alf Ponce / MDZ

El fuerte aumento del precio del dólar que se registró en los últimos dos días se trasladará a muchos precios de una manera casi inevitable. Uno de los sectores que más atento está al movimiento del precio de la divisa es el de los combustibles, el cual -además- repercute en una gran cantidad de otros sectores productivos.

De acuerdo a un informe de iProfesional, citando fuentes del sector, indica que un nuevo incremento, en virtud del contexto de fluctuación del tipo de cambio predominante, recién se haría concreto en el último tramo de agosto.

La única forma para evitar una suba sería que el Ejecutivo logre poner el precio de la divisa por debajo de los $50, algo que parece muy complicado y casi utópico en el escenario actual.

El aumento se aplicaría en la última semana de agosto a la espera saber hasta cuánto subirá o dónde se estacionará el precio de la moneda norteamericana. Lo cierto es que los estacioneros dan por descontado que cualquier suba golpeará aun más una demanda cada vez más retraída.

En lo que va del año las naftas tuvieron un aumento superior al 17 por ciento y el consumo cerró el primer semestre con una merma de alrededor del 25 por ciento.

Juan Carlos Basílico, titular de la Unión de Expendedores de Naftas y Afines, le dijo a iProfesional que "la situación, así como está, es una bomba de tiempo. Ya debió haber una suba del 3 por ciento a principios de agosto por los impuestos. Pero el Gobierno la postergó porque se venían las elecciones. Me comuniqué con directivos de las petroleras y no tienen definido cuándo llegarán las subas".

Desde CECHA, la confederación que integran empresarios del expendio de toda la Argentina, su gerente, Guillermo Lego, sostuvo que es el momento de "negociaciones entre las petroleras y la Secretaría de Energía".

"Es lógico que se piense en un aumento porque la única manera de evitar algo así sería regresar al dólar a 46 pesos. Y eso nadie se anima ni a imaginarlo hoy. La cuestión pasa por la situación política y la caída del consumo. Cada nuevo aumento nos hizo perder ventas", expresó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?