Costo de vida

Salarios: cuánto cayeron en Mendoza y qué se espera

Pese al relativo buen dato de la inflación en mayo, los sueldos continúan rezagados. Qué pasó en el primer cuatrimestre en las pymes a diferencia de las empresas grandes y cuáles son las perspectivas.

Diana Chiani
Diana Chiani martes, 25 de junio de 2024 · 06:55 hs
Salarios: cuánto cayeron en Mendoza y qué se espera
Cuentas en baja: los salarios vienen perdiendo la carrera contra los precios y seguirán detrás de la inflación. Foto: Shutterstock

La celebración del Gobierno nacional de que la inflación se está aplacando, todavía es un dato coyuntural que no alcanza a recuperar la pérdida de poder de compra de los asalariados. Aunque con variaciones e impactos diversos, el sueldo ha ido a pérdida contra la inflación y aunque en mayo pudo haber cierta mejora, será difícil mantenerla.

En este contexto, tanto los empleados que se encuentran fuera de los convenios colectivos de trabajo como los que han ajustado sus ingresos en función de las paritarias corren muy por detrás del aumento del resto de los precios de la economía.

En este marco, la consultora Perfil Humano que realiza encuestas mensuales entre unas 85 empresas de Mendoza, destacó que el 75% de las pymes dieron incrementos salariales por debajo de la inflación durante el primer cuatrimestre. El relevamiento, que toca distintos aspectos salariales, se centra en los incrementos dados a los empleados fuera de convenio, debido a que el resto se mide a través de las paritarias correspondientes.

Aunque no es general, quienes se encuentran en esta posición suelen ser los que están dentro del personal de cargo jerárquico. Con relación a los aumentos entre enero y abril, los trabajadores de las empresas más grandes salieron mejor parados que las chicas.

Para poder diferenciar las pymes de las de mayor envergadura, Perfil Humano las divide por cantidad de trabajadores. Las que tienen más de 200 empleados quedan del lado de las más grandes y el resto del lado de las pymes. Del último relevamiento realizado participaron ambos tipos y lo hicieron 43% pymes y 57% grandes.

Gastón Kovalenko, socio y director de la consultora, explicó que aunque se dice que en mayo los salarios comenzaron a ganarle a la inflación, esto solo se observa en las que se ubican en las empresas de mayor calibre. Así, el 58% de estas compañías otorgó aumentos por encima de la inflación en el primer cuatrimestre.

En contraposición, el 25% de las pymes pudieron superar el 65% de la inflación acumulada entre enero y abril según el Indec. En este marco, Kovalenko rescató las estrategias que utilizan las firmas más chicas para compensar estos desequilibrios como vacaciones, prepagas y otros beneficios que son cada vez más ingeniosos. Para mayo, en líneas generales, se estimaba un incremento en torno al 10 por ciento en el mes en que la inflación llegó a una suerte de piso del por ciento.

Las empresas grandes pudieron mejorar el poder de compra de los salarios.

Por otro lado, para los trabajadores que están enmarcados en los convenios colectivos de trabajo, el último informe del Centro de Política y Economía Argentina (CEPA), un organismo cercano al justicialismo, también relevó una fuerte pérdida de poder de compra de los salarios. “En los primeros meses de 2024, los salarios perdieron entre 6,2% y 9,7% promedio”, destacó dicha medición realizada con datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). Este análisis también detalló que en términos reales el salario promedio de Mendoza se encuentra más de 4 puntos por debajo de provincias como San Juan y San Luis.

Perspectivas

El economista de Evaluecon, José Vargas, realizó una estimación sobre lo que puede suceder hacia adelante. Esta consultora releva precios de manera sistemática desde hace años y en este marco, el profesional aclaró que la inflación crece a tasa decreciente. No es que los precios bajen, sino que han aumentado menos. El 4% de mayo, sin embargo, será difícil de replicar en los meses que siguen debido a que las mediciones actuales marcan una tendencia a que en junio la suba de precios estará en torno al 6%, debido al aumento de combustibles y de servicios públicos.

“Por otra parte, hay que tener en cuenta que julio es un mes estacional en el que impacta el medio aguinaldo, así como el período de vacaciones”, agregó Vargas. De este modo, se estima una inflación para el séptimo mes del año en torno al 7%. Así, el relevamiento de mayo puede considerarse una suerte de piso que en los próximos 60 o 90 días no podría replicarse en líneas generales. “La pequeña recomposición salarial que puede haberse dado en mayo por esta situación, no alcanza a salvar la pérdida de poder adquisitivo que los sueldos registran en los últimos años”, aclaró Vargas. Hacia adelante, el panorama no parece muy diferente.

Es que debido a que los salarios están bastante retrasados, será difícil que le empaten a la inflación (ni hablar de superar) debido a que es muy difícil equiparar lo perdido. Para el referente de la consultora Evaluecon, además, no podría suceder por dos motivos clave. El primero porque la inflación se acelera de a poco. El segundo porque, más allá de las negociaciones continuas de empleados dentro y fuera de los convenios, la mayoría de los incrementos suelen darse en los primeros meses del año. Incluso esta vez hubo fuertes recomposiciones en enero debido a la devaluación de diciembre. Así y todo, los sueldos siguen por detrás de una inflación que no se frena y continuarán al final de la carrera.

A esta situación ha comenzado a sumarse de manera paulatina la existencia de pérdidas de fuentes de trabajo debido a la crisis en distintos sectores de la economía. En este marco, según la encuesta de Perfil Humano, la tendencia de incorporación de nuevos puestos se encuentra en torno al 40% (60% dice no tener planes de aumento de dotación fuera de convenio) y el 85% de las empresas dice que no reducirá el plantel a lo largo del 2024.

Archivado en