Real Estate

Ciudad de los 15 minutos: qué es y dónde queda el nuevo polo empresarial

Se trata del Distrito de la Convergencia. Una apuesta en donde confluyen oficinas de vanguardia, comercios, instituciones educativas y deportivas, y espacios verdes.

Brenda Funes
Brenda Funes martes, 11 de junio de 2024 · 15:34 hs
Ciudad de los 15 minutos: qué es y dónde queda el nuevo polo empresarial
El Distrito de la Convergencia fusiona la calidez de la escala barrial con las oportunidades que ofrece el área metropolitana Foto: Cushman & Wakefield

Desde hace décadas, la intersección de Libertador y Udaondo es sinónimo de punto de encuentro. Si ya era una referencia obligada para miles de personas, hoy el cruce de calles es el epicentro de un fenómeno que está transformando la mirada sobre los espacios de trabajo.

Cushman & Wakefield junto con Urbanteo elaboraron un nuevo reporte que destaca las transformaciones y el potencial de oportunidades para el mercado inmobiliario que presenta esta zona en cuestión.

Con el emplazamiento de nuevos edificios de oficinas como el Centro Empresarial Libertador (CEL) y la creación del Parque de Innovación, se está dando una convergencia que no se daba desde el surgimiento de Puerto Madero, ya que en un mismo lugar se integran diferentes elementos muy valorados: oficinas de vanguardia, comercios, instituciones educativas y deportivas, oferta gastronómica y de entretenimiento y espacios verdes.

Parque de Innovación y la cancha de River. Foto: Cushman & Wakefield

Hoy la zona cuenta con 406.432 m2 construidos, de los cuales el 47% es residencial, el 28% es corporativo y el 25% de edificios educativos. A futuro está previsto que se sumen otros 479.544 m2 más, que se distribuirán de la siguiente manera: 62% habitacional, 20% educativo y 18% corporativo.

Del análisis realizado, surge entonces la caracterización de esta área como "Distrito de la Convergencia" a partir de la capacidad que demuestra para reunir diferentes conceptos ligados tanto a lo arquitectónico como a lo urbanístico y a lo cultural.

"Las funciones sociales básicas en una ciudad son trabajar, educarse, proveerse, mantenerse en forma y entretenerse. Estudios recientes realizados en la Ciudad de Buenos Aires comprobaron que en la zona de Libertador y Udaondo convergen todas las características que permiten a las personas un muy alto nivel de acceso a estas funciones en un radio de 15 minutos a pie o en bicicleta desde su lugar de residencia", aseguró Herman Faigenbaum, CEO de Cushman & Wakefield Sudamérica, en un desayuno organizado para periodistas del que participó MDZ.

"Además, se espera que las empresas que allí se radiquen traccionen una mayor oferta de servicios, generando a su vez nuevos empleos que impulsarán una mayor oferta gastronómica y comercial", completó Rafael Valera, director de Brokerage de la empresa.

Infografía de Cushman & Wakefield.

Los pilares del Distrito de la Convergencia

El informe analiza en profundidad el presente y el futuro de la zona, expone en detalle sus características y coloca especialmente el foco en las razones que hacen del Distrito de la Convergencia un lugar tan prometedor para empresas, desarrolladores, futuros habitantes y visitantes.

Para ello, se plantearon estas cinco convergencias que describen cómo se entrelazan y conviven conceptos que parecen antagónicos pero no lo son:

  • Innovación y tradición

La arquitectura de vanguardia de los nuevos edificios va a convivir en armonía con las construcciones existentes, generando un ecosistema renovado para quienes busquen una zona dinámica de la ciudad para vivir, estudiar y trabajar.

A los establecimientos de formación de larga tradición y prestigio de la zona como la UBA, la UTDT y la escuela ORT se van a sumar, dentro del Parque de Innovación (PI), los edificios del ITBA y la UTN, para enriquecer la oferta educativa con carreras del futuro.

Por otro lado, el trazado tradicional de la ciudad, caracterizado por el amanzanamiento ortogonal del barrio de Núñez, se potencia con la permeabilidad de la gran manzana que propone nuevo proyecto urbano. El PI combina vías peatonales con bicisendas y paseos que permiten la circulación de las personas entre sus edificios, lo que lo convierte en un lugar ideal para el encuentro, un área fértil para nuevas oportunidades.

Delimitación de la zona del Distrito de Convergencia / Foto: Cushman & Wakefield.

Fruto de esta convergencia, entre los espacios innovadores y las construcciones arraigadas, la oferta inmobiliaria propone una atractiva variedad de productos: desde unidades clásicas de planta tradicional hasta espacios de coworking, coliving y de alquiler temporario.

  • Proximidad y cercanía

La instalación de nuevas empresas y el consecuente crecimiento de la oferta de servicios van a convertir a la zona en la materialización de la ciudad de 15 minutos, al tiempo que mejorarán las conexiones con otras zonas.

Las avenidas del Libertador y Figueroa Alcorta la vinculan con el centro y con el municipio de Vicente López. Las avenidas Lugones y Cantilo la enlazan rápidamente con la avenida General Paz y el Acceso Norte, convirtiéndola en un lugar ideal para trabajar entre la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires.

La conectividad a través del ferrocarril está garantizada con las estaciones Ciudad Universitaria de la línea Belgrano Norte y Núñez de la línea Mitre, que terminan en Retiro. A unas pocas cuadras, sobre la avenida Cabildo, se encuentra también la estación de subte Congreso de Tucumán de la línea D.

Además, existe una amplia oferta de colectivos que la unen con los barrios aledaños. Finalmente, a tan solo 10 minutos en auto, se llega al Aeroparque Jorge Newbery, que pone en contacto a la zona con las principales ciudades del país.

Transporte público y arterías de acceso al Distrito de Convergencia. Foto: Cushman & Wakefield
  • Barrio y metrópoli

La zona reforzará su carácter único de combinar la posibilidad de trabajar en oficinas de primera categoría y alcance metropolitano con la de llevar adelante una vida de barrio.

El parque inmobiliario aledaño al cruce de Libertador y Udaondo, que se viene renovando año a año desde hace más de una década con edificios de alto estándar, va a recobrar impulso con la construcción del Parque de Innovación. La oferta residencial combina torres de gran altura y calidad, sobre el eje de la avenida del Libertador, con zonas mucho más bajas localizadas hacia las vías del ferrocarril Mitre y en la zona de viviendas unifamiliares, conocidas como barrio River.

En este sentido, Núñez ofrece la accesibilidad que un barrio necesita: comercios de cercanía, supermercados, plazas, jardines de infantes, pero también cuenta con anchas avenidas, parques metropolitanos y grandes infraestructuras.

  • Ciudad y naturaleza

El barrio de Núñez se convirtió en una de las zonas más dinámicas de los últimos años en términos de desarrollos inmobiliarios, tanto en el sector residencial como en el sector de oficinas. En esta línea, la construcción del Parque de Innovación reforzará esta característica con la incorporación de unos 460.000 metros cuadrados construibles dentro del predio.

La mixidad de usos está garantizada por la presencia de empresas de prestigio y un parque habitacional. Foto: Cushman & Wakefield

Se espera que estas inversiones acrecienten el atractivo de la avenida del Libertador y de sus cuadras aledañas, donde quedan algunos terrenos con capacidad constructiva.

La ciudad va a seguir creciendo con los nuevos desarrollos inmobiliarios, en equilibrio con los espacios verdes de calidad que ya ofrece la zona y los que se sumarán con el Parque de Innovación.

  • Razón y pasión

La zona se caracteriza por alojar a las casas de estudio más destacadas del país, con miles de alumnos, profesores e investigadores como parte de su ecosistema cotidiano. Se espera que el Parque de Innovación contribuya a generar vínculos cruzados entre la industria, la ciencia, los negocios y la academia. De esta convergencia múltiple surgirán nuevas oportunidades para el desarrollo de ideas, productos y servicios.

La zona también es sinónimo de desafío y de ilusión. Cada día, los mejores deportistas del país se entrenan en el CeNARD con una medalla olímpica como faro. La amplia oferta de clubes y gimnasios también le permite a los vecinos practicar deportes como fútbol, básquet, tenis, equitación y fitness para mejorar su calidad de vida.

Distrito de la Convergencia, el nuevo polo al que apuestan las empresas. Foto: Cushman & Wakefield

“La llegada del Parque de la Innovación, junto con otras dinámicas metropolitanas que han consolidado a la zona norte en las últimas décadas, ha modificado radicalmente aquel paisaje fragmentado por una situación de mayor integración urbana. El nuevo paradigma de la ciudad de proximidad, comúnmente conocido como la ‘ciudad de los 15 minutos’, enfatiza la importancia de promover barrios donde una familia pueda satisfacer todas sus necesidades básicas a una corta distancia a pie o en bicicleta desde su hogar. En este sentido, este sector lo tiene todo: excelentes colegios y universidades públicas y privadas, proximidad a oficinas AAA, zonas comerciales, restaurantes, supermercados, centros de salud, clubes deportivos y espacios verdes como plazas y parques”, puntualizó Gabriel Lanfranchi, fundador y director de Urbanteo.

Archivado en