Relevamiento

Construcción: empresarios mendocinos y del resto de Cuyo, con perspectivas en baja

Una encuesta de opinión a nivel nacional muestra que los empresarios mendocinos son más negativos con respecto al futuro que los del resto del país. Qué pasó con el sector y qué se espera.

Diana Chiani
Diana Chiani miércoles, 29 de mayo de 2024 · 19:58 hs
Construcción: empresarios mendocinos y del resto de Cuyo, con perspectivas en baja
La construcción en Cuyo no ve la luz en el mediano plazo. Foto: Municipalidad de Las Heras

La situación de la construcción está lejos de ser buena y la caída de esta actividad en torno al 40% anual según las distintas mediciones son más que elocuentes. En este marco, hacia adelante las expectativas no son mucho mejores, según una encuesta realizada por el grupo Construya.

Aunque la visión de futuro es algo más positiva que la manifestada en el relevamiento anterior, lo cierto es que la contracción es tan grande que las salidas en el mediano plazo prácticamente no se ven. En la región de Cuyo, en tanto, la mirada es mucho más negativa que en el resto del país.

Los resultados del Estudio de Opinión Construya mostraron así una disminución generalizada en la construcción durante los primeros cinco meses del año, ya que 79% de los encuestados vio disminuir su nivel de actividad. En este contexto, la región Cuyo fue una de las que registró la mayor proporción de respuestas negativas. “En los últimos doce meses, el 82% de los que llevan adelante actividades en esta región experimentó una contracción. En tanto, el 14% logró mantenerla en el mismo nivel y solo el 3% registró una mejora”, precisó el balance.

El sector de la construcción ha sido muy perjudicado por el freno de la obra pública nacional y la falta de fondos para continuar las construcciones provinciales y municipales. Con el inicio del nuevo Gobierno y la reconfiguración de diversas reglas de juego, el área privada tampoco ha comenzado a moverse y las empresas, en especial las pymes, están en un punto límite.

Según la UOCRA, el gremio que representa a los trabajadores de la construcción, en los primeros meses del año el sector perdió al menos 80.000 puestos de trabajo, situación que se replica en las provincias cuyanas. El Estudio de Opinión de Construya se realizó entre el 19 de abril y el 3 de mayo de 2024 con la participación de 718 profesionales de todo el país.

Fuente: Construya

La situación se agudiza cuando se responde por el principal motor del sector se apoya en las pequeñas y medianas empresas (pymes) que hoy están en una situación límite, según las distintas entidades del área. “En cuanto a la demanda, las obras privadas nuevas medianas y pequeñas son las que impulsan la demanda (50%). Por su parte, las refacciones y ampliaciones tuvieron una participación de 38%”, detalló el informe. El empuje de las grandes inversiones y el de la obra pública es prácticamente nulo en general. En Cuyo, este porcentaje fue de 1% y 11%, respectivamente.

Los principales desafíos que enfrentaron los encuestados de la región Cuyo para llevar adelante su negocio fueron: mayor costo de construcción (28%), incertidumbre cambiaria y menor inversión en obras privadas (20% en cada caso) y menor disponibilidad de financiamiento (19%). La negatividad en las provincias de Mendoza, San Juan, San Luis y La Rioja solo fue superada por la región del Noroeste (NOA) y llama la atención ya que, por diversos motivos, son regiones donde la crisis no habría impactado tan fuerte.

En Mendoza, el equilibrio fiscal ha permitido sostener algunas obras, al tiempo que los fondos de Portezuelo encienden las esperanzas de los empresarios. En San Juan el impulso minero y en San Luis el estatal deberían morigerar parte de los impactos de la crisis.

Bajas generalizadas

La encuesta de Construya detalló que en todas las partes involucradas hubo bajas. Desde los arquitectos hasta los constructores, con mano de obra e ingenieros incluidos. A nivel nacional, en el último año los que se mostraron más afectados fueron los distribuidores de materiales (90%). Hay que recordar que según este mismo relevamiento en abril se produjo una baja de 33% interanual en los volúmenes vendidos. Esto en el marco de precios en alza más allá de las morigeraciones observadas en los últimos meses. Pese a esto, hay coincidencia en que el valor general de construir se ha incrementado, tanto en pesos como en dólares, lo que desalienta inversiones y proyectos individuales.

Fuente: Construya

Además de la situación del sector de venta y distribución, también otras patas fueron afectadas. Así, constructores (70%), maestros mayores de obra (75%), desarrolladores (76%) e ingenieros (78%) también se vieron fuertemente dañados por la situación general debido a que disminuyó su actividad con relación a un año atrás. En el caso de los maestros mayores de obra, otro 21% señaló un sostenimiento de su actividad, pero nadie registró mayor nivel de actividad.

Por otro lado, el 80% de los arquitectos e inmobiliarias consideraron que su actividad disminuyó y, del mismo modo, casi nadie manifestó una mejora. Con respecto al futuro, los encuestados expresaron que el sector se mantendrá gracias a los siguientes motivos: La construcción como refugio de valor fue el principal facilitador del negocio para todos los eslabones de la cadena de valor (37%). El crecimiento de las obras privadas fue el segundo (20%) y el crecimiento de la actividad económica en general el tercero (16%).

Archivado en