Mercado cambiario

Por qué bajan el dólar y el riesgo país y qué puede pasar las próximas semanas

El fuerte ajuste implementado por el Gobierno puso en línea las expectativas de los mercados. Aún queda por ver cómo se compatibiliza con las necesidades de la economía real.

Sergio Lanzafame
Sergio Lanzafame domingo, 7 de abril de 2024 · 14:23 hs
Por qué bajan el dólar y el riesgo país y qué puede pasar las próximas semanas
Un dolar vale ta menos de $1000 en el mercado blue Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Dos números que los argentinos miraron con nerviosismo en los últimos años tuvieron en los últimos meses comportamientos distintos a lo que normalmente se esperaba. El dólar y el riesgo país ingresaron en un comportamiento bajista ostensible lo que pareciera demostrar el éxito del programa económico del actual gobierno, al menos en términos financieros. 

Desde ya que la permanencia del cepo y la falta de dólares para sostener la actual política están en el debe, lo mismo que revertir la fuerte recesión provocada para estabilizar la macro que provocó la caída de todos los indicadores de la economía real, salvo la producción de cereales, energía y minería, materias primas clave para abastecer al país de los dólares salvadores.

La pregunta es qué aspectos de la economía mejoraron para que el peso argentinos recupere valor frente al dólar, que finalmente de eso se trata. Los principales analistas sostienen que la respuesta aún no puede buscarse en los cambios estructurales, puesto que la Argentina es todavía dólar dependiente y el programa económico no hizo más que comenzar, sino que tiene que ver con los flujos de dinero y medidas de corte coyuntural.

Lo cierto es que el mercado cambiario cambió de signo y el dólar cayó nuevamnete este viernes a un valor similar al que tenía cuando Javier Milei se hizo cargo de la presidencia del país. Bajó $20 y cotizó a $980 para la venta, precio que no tenía desde el 15 de diciembre. Las razones son varias, pero todas tienen plazo de vencimiento.

El ministro Luis Caputo con la directora del FMI Kristalina Georgieva. Ministerio de Economía

La más complicada para la economía tiene que ver con la recesión. Muchos pequeños ahorristas comenzaron a vender dólares para hacer frente a la economía cotidiana. La famosa frase presidencial "no hay plata" preocupa a millones de argentinos que ven sus ingresos derrumbarse y los pocos que pueden apelan a los escasos ahorros para gasto corriente, pesos que en los últimos años normalmente fueron al dólar. De esta manera, se produce una oferta de dólares inédita en los últimos años.

En segundo lugar, muchos pasaron su dinero de activos dolarizados al mercado de acciones y bonos que rindieron mucho más. Sucede que la expectativa positiva en los mercados a causa de las reformas estructurales que intenta implementar Milei provocó una estampida de las cotizaciones que relegaron al billete verde a un segundo plano.

Aunque hay que aclarar que cualquier inversión, finalmente, perdió contra una inflación que llega ya al 300% anual, la estibilidad cambiaria provocó que los plazos fijos lograran ser atractivos medidos en dólares. Así la tasa de interés bancaria que hoy ronda el 70% supera con creces la evolución del dólar en los últimos tres meses que cayó alrededor de un 15%.

Otro tema central es la autorización a los exportadores de liquidar el 20% de sus dólares a través del dólar CCL, lo que en la jerga llaman dólar blend. Algo que comenzó durante el gobierno anterior y que provocó un flujo inusual de dólares hacia el sistema financiero, lo que puso a esa alternativa de dolarización en línea con el dólar libre. 

Shutterstock

La expectativa, no obstante, tiene sus bemoles. Sucede que el agro, la principal proveedora de divisas del país, espera un ajuste en el tipo de cambio para avanzar con la liquidación de sus exportaciones. Sin embargo, hay otros instrumentos a los que el ministerio de Economía puede apelar para evitar una nueva devaluación, entre ellos una baja de retenciones (real o a través de alguna ingeniería financiera) que incentive al campo a soltar sus dólares.

Menos riesgo país, aunque sin crédito a la vista

El otro número que central es uno que durante mucho tiempo preocupó a los argentinos, pero desde hace un tiempo ya no prestan atención. Sucede que sin crédito disponible para un país altamente endeudado y que defaulteó su deuda recurrentemente, poco importa la cifra de riesgo país si igualmente nadie te va a prestar dinero.

Sin embargo, las reformas planteadas por Milei agradan a los mercados internacionales y el indicador de JP Morgan perforó después de mucho tiempo la barrera de los 1400 puntos, un número claramente alto para que la Argentina piense en volver a pedir crédito, pero positivo si se sostiene en el tiempo esa tendencia.

El indicador da cuenta de la suba importante que tuvieron los bonos soberanos, tras el compromiso irrenunciable del gobierno de sostener el superávit fiscal tanto en su versión primaria como financiera y de acumular reservas en el Banco Central. 

 

Archivado en