Cachanosky en MDZ

¿Hubo superávit fiscal en marzo?

Javier Milei expuso en cadena nacional el éxito del primer trimestre de superávit fiscal. Sin embargo, hay dos formas de calcular el resultado de las cuentas públicas y una de ellas registró déficit.

Roberto Cachanosky
Roberto Cachanosky domingo, 28 de abril de 2024 · 07:00 hs
¿Hubo superávit fiscal en marzo?
Javier Milei junto a integrantes de su equipo económico, el día del anuncio del superávit fiscal durante el primer trimestre Foto: Presidencia

La cadena nacional en la que Javier Milei expuso durante unos 16 minutos, estuvo centrada en mostrar el éxito de tener un primer trimestre de superávit fiscal, punto que, a su entender, es clave para frenar la inflación y entrar en una senda de crecimiento.

En realidad, hay dos formas de calcular el resultado fiscal de las cuentas públicas. Esta el sistema base caja y el sistema base devengado.

El base caja incluye los esquemas correspondientes a la Administración Nacional, a los Fondos Fiduciarios, Otros Entes y Empresas Públicas y al consolidado del Sector Público Nacional; mientras que la segunda, contempla sólo a este último, es decir, excluye a Los Fondos Fiduciarios, Empresas Públicas y la Administración Nacional.

Puesto de otra forma. El base caja cuantifica el movimiento de fondos con independencia del ejercicio fiscal al cual corresponde la imputación.

El base devengado usa el criterio de registración y refleja la imputación en el ejercicio fiscal correspondiente con independencia del momento en que se produce el pago. El devengado es compro este mes, pero pago el mes siguiente. El caja es, registro como gasto lo que pago este mes.

El tema es que, si se comparan el base caja con el base devengado, uno se encuentra con que en marzo en el primero hubo superávit fiscal y en el segundo apareció el déficit fiscal primario y financiero.

Tomando el criterio del base caja uno encuentra un superávit primario de $ 625.034 millones y el financiero fue positivo en $ 276.638 millones.

En cambio, si uno no toma el base devengado se encuentra con que en marzo hubo un déficit de $ 73.145 millones y en el financiero el déficit fiscal asciende a $ 367.955 millones, datos que se pueden apreciar en el cuadro 1.

Cuadro 1

Si bien el acumulado del primer trimestre del base devengado da superávit, ya en marzo dio déficit.

Otro tema que sigue preocupando es la importancia que va teniendo el impuesto PAIS en el total de ingresos tributarios, sin incluir aportes personales y contribuciones patronales. El impuesto PAIS fue, de los ingresos del tesoro post coparticipación, el segundo impuesto más importante del tesoro durante marzo representado el 17,7% del total de los ingresos impositivos.

Claramente el ajuste fiscal tiene diferentes componentes: 1) licuación de gastos como es el caso de las jubilaciones, sueldos de los empleados públicos y algunos planes sociales, 2) algo de motosierra con cierre de reparticiones, menos personal en el estado y corte de subsidios económicos, 3) patear pagos como es el caso de CAMESSA y 4) mayor presión fiscal vía el aumento del impuesto PAIS y del impuesto a los combustibles que todos los meses viene aumentando.

El aumento de las tarifas de los servicios públicos no puede considerarse como un aumento del costo para el sector privado porque esos subsidios antes los pagaba el sector privado vía inflación.

El dato a tener en cuenta es que detrás de tarifazo hay un impuestazo por los impuestos nacionales, provinciales, tasas municipales y fondos fiduciarios que están colgados del cargo fijo. A modo de ejemplo, en mi casa la cuenta de luz aumentó del 210% respecto al mes anterior consumiendo un 12% menos de kwh.

El cargo fijo, que es el que cobra EDENOR para traer la energía a mi casa, aumentó el 289% de un mes para el otro y el costo de kwh fue del 182%, y aparece un rubro que dice Ajustes y Otros Conceptos que figura en la factura, que luego aclara que son Correcciones sobre Documentos Anteriores, es decir, cobran un retroactivo que nadie sabe de dónde sale.

En otras palabras, en la boleta de abril pagué un retroactivo importante más todos los impuestos nacionales, provinciales y tasas municipales que están colgados del cargo fijo y el consumo de energía.

Mucho más liviano sería el ajuste de las tarifas si eliminaran todos o gran parte de los impuestos y tasas municipales que se incluyen en la factura.

Milei había dicho que Cambiemos había hecho mal el ajuste porque lo que correspondía era eliminar todos esos impuestos. Bien, no los eliminó, los dejó y eso genera mayor presión fiscal al aumentarse la base imponible sobre la que se aplican los porcentajes de los impuestos y tasas del consumo de energía y también es el caso del gas. 

La economía sigue sin mostrar signos de recuperación y eso, seguramente, va a influir sobre los ingresos fiscales y al gobierno le será más difícil sostener el déficit cero por la menor recaudación.

La economía argentina está estancada desde el 2011. Llevamos 12 años en que la actividad sube 2 puntos al año siguiente baja dos, luego sube dos años seguidos 2%, después baja 2% dos años seguidos, pero siempre estamos en el mismo nivel. No logramos romper el techo de cierto nivel de actividad, lo que hace que no entremos en etapas de crecimiento sostenido para tener más puestos de trabajo, menor tasa de desocupación y mejores ingresos reales.

El gobierno está esperando que salga la ley ómnibus con la reforma laboral, aumentos de impuestos, desregulaciones y otros ítems. Posiblemente en esta oportunidad logre la  ley, el tema es que Argentina tiene una historia de imprevisibilidad en las reglas de juego que va a llevar tiempo generar la confianza necesaria para que entremos en una etapa de crecimiento económico sostenido.

Para decirlo crudamente, vamos a tener que transpirar sangre para ser creíbles y que los capitales fluyan hacia Argentina.

En síntesis, en el mejor de los casos se estará dando un primer paso para salir de la larga decadencia, pero el crecimiento sostenido llevará el tiempo necesario como para mostrarle al mundo que nos volvimos un país racional.

Archivado en