Tendencias de empleo

Recursos humanos 2024: qué sectores crecerán y qué hay detrás de la demanda

Aunque por el momento prima la cautela, una vez que comience a andar el año se espera una tonificación en rubros específicos. Qué perfiles van a demandar y cuál es el motivo de la posible mejora.

Diana Chiani
Diana Chiani sábado, 3 de febrero de 2024 · 10:00 hs
Recursos humanos 2024: qué sectores crecerán y qué hay detrás de la demanda
Una vez pasado el remezón, las nuevas condiciones podrían favorecer el empleo en algunos sectores Foto: Archivo

El sector de Recursos Humanos ha sufrido una transformación de la mano de la tecnología y, desde la pandemia a esta parte, muchas personas pueden trabajar desde sus casas en empresas de Argentina o de cualquier otro país. Del mismo modo, las compañías tienen una mayor disponibilidad para buscar a su personal, aunque solo en los rubros que admiten el trabajo a distancia.

En el país, mientras se discuten leyes laborales y la recesión pone un freno importante, la mayoría de las empresas piensa en la cautela al momento de las contrataciones. Al menos en lo que respecta al primer semestre y con infinidad de variables en danza.

No obstante, la rueda continúa y hay sectores que seguirán con la demanda laboral más allá de la coyuntura puntual y, justamente, a causa del nuevo contexto general. En líneas generales y según un informe de Randstad, una importante compañía de búsqueda de talentos a nivel global, habrá siete sectores que solicitarán más empleo en 2024 y que, incluso, intensificarán sus pedidos en función de los cambios estructurales.

En la misma línea, Pía Paula Ariet, directora de Gestión Consultores, explicó que realizan un seguimiento continuado de las búsquedas publicadas tanto en redes sociales (con Linkedin y grupos de whatsapp de líderes de RRHH a la cabeza) como en distintas bolsas de empleo. En función de esto, explicó que a partir de octubre comenzó a caer la cantidad de solicitudes de empleo en casi todos los rubros. Del mismo modo, por el momento, se demandan de manera más específicas puestos básicos que son imprescindibles para la operatividad y se han postergado contrataciones de mandos medios o puestos más específicos.

Así, la CEO de Randstad para Argentina, Chile y Uruguay, Andrea Ávila, destacó que la coyuntura hace difícil anticipar escenarios y las compañías difieren todo lo que pueden sus decisiones de inversión y contratación.

En coincidencia, María Paz Gómez, especialista en Recursos Humanos y fundadora de Pizca, Relaciones Más Humanas, expresó que la mayoría de sus clientes han puesto un freno en sus decisiones de contratación. El dato no es menor, ya que mientras la primera trabaja con empresas grandes y medianas, la segunda lo hace con las más pequeñas. La mirada de ambas es que se trata de un paréntesis, en especial en áreas específicas. “Una vez que se acomoden las variables de la macro hay sectores clave que impulsarán la demanda laboral, especialmente hacia el segundo semestre del año”, sostuvo Ávila.

El poder de la tecnología

Entre los sectores que continuarán con una demanda alta de empleo se destaca el de Tecnología y Economía del Conocimiento. Le siguen las Fintech que son áreas que crecen en todo el mundo y que continuarán en esa línea debido a los cambios tecnológicos en casi todos los rubros de la economía.

En este marco, el informe de Randstad destacó que en el primer lugar del empleo vendrá de la mano de las áreas de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

Los rubros asociados a la tecnología continuarán en alza.

Aquí el universo es amplio. Sin embargo, los sectores que más solicitarán este tipo de perfiles están entre los más novedosos. Además de software y servicios informáticos se suman áreas de genética, biotecnología, biología, bioquímica, microbiología, bioinformática, biología molecular, neurotecnología e ingeniería. En estos espacios, se ha producido un cambio clave de la mano de la Inteligencia Artificial (IA).

Ariet explicó que este año el sector de tecnología de la información (IT) tendrá una mejora debido a que la tasa de interés en Estados Unidos está baja. “Esto impulsa la industria ya que a los inversores les conviene más apostar por el desarrollo que dejar el dinero invertido en bonos”, explicó la profesional, que también es economista. Desde su punto de vista, sin embargo, este año se comenzará a notar un cambio clave en el empleo de este sector. Se trata de cómo la IA ya ha comenzado a reemplazar si bien no a las personas, sí la cantidad de horas de trabajo.

Las fintech, que han tenido un crecimiento exponencial en el último año, también son un rubro que demandará más empleo. En especial por los cambios en los marcos regulatorios que ya comenzaron y que podrían favorecer a este tipo de proyectos. Según Randstad, las fintech seguirán la revolución del mercado de las finanzas y los pagos digitales por lo que tienen mucho para crecer. Este tipo de empresas buscan perfiles como ingenieros en software, desarrolladores, analistas funcionales, cientistas de datos y especialistas en UX (experiencia de usuario), entre otros. También son muy requeridos los profesionales de marketing digital, nuevos productos, atención al cliente y los expertos en manejo de finanzas y riesgo crediticio.

En medio de la devaluación y de los cambios que se avecinan, el sector IT había crecido mucho en el país de la mano de buenos perfiles profesionales en comparación con otros países de la región. Y, sobre todo, lo había hecho debido a la conveniencia de trabajar desde Argentina hacia el exterior dado el tipo de cambio. Ariet destacó al respecto que continuamos siendo competitivos para este rubro.

De la mano de la tecnología y en el sexto de siete lugares de sectores que más demandarán empleo en 2024, Randstad ubicó al Comercio Electrónico como uno de los que creará oportunidades laborales. Marketing digital, account managers, desarrolladores full stack, especialistas en UX, data analyst, atención al cliente, procurement y logística, así como programadores y diseñadores web, expertos en SEO, SEM y social media, se destacan entre las posiciones que “indispensables” en esta área.

Las áreas duras

En el tercer puesto, el informe colocó al área de Energía y Oil & Gas debido a que, al cambiar las condiciones y desregularse se espera un aumento significativo de la actividad en los distintos eslabones de la cadena de producción de energías. Con este crecimiento, también se solicitarán perfiles con experiencia en operaciones en yacimientos, supervisores y encargados de plantas, geólogos, ingenieros especializados en gas, petróleo, minería y transporte, técnicos e ingenieros mecánicos, eléctricos, electromecánicos, químicos e industriales.

Con mejores condiciones de exportación, el agro también podría demandar trabajo.

En este marco, María José Gómez Piovano, psicóloga especializada en Recursos Humanos, explicó que los perfiles más demandados en este rubro tienen que ver con las ingenierías. Ya no tanto las de sistemas sino de ingenieros formados en distintas especialidades que demandan el sector energía. No se trata solo del petróleo sino también del nuevo boom en energías renovables que, además, buscan técnicos y profesionales en higiene y seguridad.

El informe de Randstad, en tanto pone a la minería en el cuarto lugar, seguida del agro en el cinco y de la salud en el puesto número siete. Con relación a las dos primeras y en función de los sectores anteriores, la liberalización podría ser un atractivo, con el litio a la cabeza. El agro, en tanto, se verá  beneficiado por los cambios en las condiciones de exportación y por la devaluación y será otra área que crecerá en sus distintas ramas. Por último, y tal vez a contramano de los sectores anteriores, la salud demandará empleo debido a la escasez en buena parte de las especialidades y profesiones.

Archivado en