Elecciones 2023

Cuál será la agenda económica del Gobierno después de las PASO

La inflación, la suba del dólar, la falta de reservas y la depreciación del salario son parte central de la agenda que deberá enfrentar el candidato Massa de cara a octubre

Sergio Lanzafame
Sergio Lanzafame domingo, 13 de agosto de 2023 · 20:12 hs
Cuál será la agenda económica del Gobierno después de las PASO
Sergio Massa Foto: Prensa Ministerio de Economía

El resultado de las elecciones preocupa al gobierno, lo que provocará, seguramente, anuncios para intentar relanzar la candidatura de Sergio Massa. En las próximas horas habrá reuniones de trabajo donde se decidirá si se avanza con aumentos de salarios por decreto con bonos universales, nuevas subas de tasas de interés y/o una devaluación mayor del peso. 

Claro que esta versión del plan económico, llamado "plan platita", es una estrategia que puede llegar a rendir sus frutos si no se desbocan las otras variables de la economía. Y aunque esto no suceda, al ministro de Economía le queda una agenda obligada de temas sensibles que podrían sellar la suerte de su candidatura.

La inflación es el tema que está en el centro de las preocupaciones y lograr que, al menos, desacelere será central de cara a las próximas elecciones. En los próximos días se conocerá el IPC del mes julio y todo indica que habrá un leve aumento, tras la divulgación del IPC de la ciudad que dio 7,3% y un 117,9% anual. 

Dólares. Shutterstock

La disparada de la cotización del dólar, en tanto, augura nuevos retoques a los precios, por lo que el trabajo para controlar los precios se complicará más aún. La estrategia del gobierno, no obstante, no parece clara más allá de los acuerdos de precios que no vienen dando resultados.

En la semana la divisa norteamericana sobrepasó los $600 en el mercado informal y nadie se atreve a ponerle un techo. Sucede que para el Gobierno esto tiene cura sólo si se soluciona la madre del todos los problemas: la falta de dólares.

Es en este campo en el que gobierno trabaja casi sin descanso. En el futuro próximo debe desatar diversos nudos referidos a esta problemática. 

En primer lugar está la debilidad de las reservas del Banco Central que en la semana perforaron el piso de los US$ 24.000 millones de saldo total, con un número neto de -10.000 millones. Sin poder de fuego difícilmente puedan conjurar la especulación contra el peso. La liquidación del dólar maíz no alcanza y por ello necesita como el agua que llegue el préstamo del FMI para no utilizar más reservas para el pago de las obliaciones del país.

La tarea central, entonces, seguirá siendo no perder más reservas. Pero para ello necesitan profundizar el cepo cambiario que no sólo impide que las personas puedan acceder al ahorro en moneda extranjera, sino que retacea insumos necesarios para diversas industrias e impide el consumo de bienes importados demandados por una clase media que siempre es reticente a votar al peronismo.

Banco Central. NA

Lograr abastecer al mercado con divisas será una de las prioridades, fundamentalmente a los productores de bienes y servicios locales que puedan generar más dólares y/o mayor actividad económica.

El otro punto nodal para el ministro de Economía será el cumplimiento de la promesa de campaña dedicada a los votantes kirchneristas, que conforman una buena base de su electorado: la recomposición del poder de compra de los salarios.

Más allá de bonos y medidas de coyuntura, el gobierno deberá trabajar a fondo para lograr que las expectativas de los trabajadores no choquen con las realidades de las empresas golpeadas por el resto de las variables económicas.

Archivado en