Mercado en crisis

Inflación: a cuánto sube la tasa de interés y cómo impacta en el dólar

La medida ofrece una alternativa rentable de inversión y "desincentivar" la compra de dólar blue. Es la cuarta vez que el Banco Central sube la tasa de interés, que en apenas dos meses pasó de 75% al 97% anual. La tasa efectiva anual trepa al 154%, bastante por encima de la inflación esperada.

Carlos Boyadjian
Carlos Boyadjian lunes, 15 de mayo de 2023 · 12:11 hs
Inflación: a cuánto sube la tasa de interés y cómo impacta en el dólar
El Banco Central subió nuevamente la tasa de interés y la llevó al 154% en términos reales, por encima de la inflación anual. Foto: Noticias Argentinas

El paquete de medidas anunciadas por el Ministerio de Economía, busca atacar en varios frentes a la aceleración inflacionaria, sin embargo, incluye una medida que puede considerarse clave y tal vez la de impacto más rápido en el mercado cambiario informal, que es el que se quiere aplacar.

La suba de 600 puntos básicos (6 puntos porcentuales) en la tasa de interés de referencia, es técnicamente una herramienta del Banco Central, para incentivar la colocación de pesos a plazo fijo, evitando de ese modo el vuelco a las cuevas para hacerse de dólares blue, que hoy tienen una brecha del 107% con el oficial.

Es la cuarta vez en menos de dos meses que la autoridad monetaria sube la tasa de interés de referencia (Leliq a 28 días), aplicable a la tasa que los bancos ofrecen por depósitos a plazo fijo en pesos, pero con un tope de $30 millones.

A fines de marzo la tasa estaba en 75%, allí pasó a 78%, luego a 81%, pero desde ahí todo se disparó. El 27 de abril la tasa pegó un de 1000 puntos básicos (10%) pasando a 91% y registrando así la mayor suba en 20 años. Todo para dar una fuerte señal a los mercados de que se estaba haciendo lo que recomienda la ortodoxia para enfrentar la inflación.

Pero no fue suficiente y apenas dos semanas después el Banco Central tiene que volver a actuar. Ahora dispuso una suba adicional de 600 puntos básicos, llevando la tasa nominal anual (TNA), de referencia, a 97%. Pero la tasa efectiva anual (TEA) a 154%, casi 44 puntos más que la inflación anualizada.

Esto está en línea con lo que pide el Fondo Monetario Internacional de tener tasas de interés positivas, es decir por encima de la inflación anualizada, algo que el Gobierno intentó resistir por un tiempo pero que finalmente tuvo que aceptar, ante la espiralización de la inflación y la disparada del blue a niveles de $475 por unidad.

Cuando el BCRA subió la tasa de interés al 91%, ya muchos analistas y actores económicos se preguntaban si había margen para nuevas subas. MDZ anticipó entonces que habría nuevas subas de la tasa si la inflación continuaba su espiral ascendente, cosa que quedó confirmada el pasado viernes cuando el Indec difundió el dato de inflación de abril, marcando 8,4% en el mes y 108,8% en el acumulado de los últimos doce meses.

Lo que el Gobierno busca con la suba de la tasa de interés es genera algún incentivo a los ahorristas para volcar sus pesos a plazos fijos, en lugar de cubrirse en dólares informales, un hecho que en la visión oficial "alimenta" la suba del dólar blue.

Sin embargo, esta medida tiene un lado B y es que encarece y mucho el costo del crédito para las empresas. Con la suba de la tasa de interés el Gobierno deja en claro que la estrategia para enfrentar la inflación es enfriar la economía, y ciertamente es algo que casi con seguridad ocurrirá, por el impacto del costo de financiamiento "coqueteando" con el 100% anual. 

 

Archivado en