Ahorro

Plazos fijos: por qué los bancos retacean los certificados ajustados por UVA

Los plazos fijos que se ajustan por inflación hoy tienen una tasa mensual del 25%. Pros y contras de esta inversión y la situación especial que se da en las entidades bancarias.

Diana Chiani
Diana Chiani viernes, 22 de diciembre de 2023 · 01:40 hs
Plazos fijos: por qué los bancos retacean los certificados ajustados por UVA
Qué pasa con los plazos fijos ajustables por UVA Foto: Pixabay

La tasa de los plazos fijos se redujo la semana pasada y pasó de 133% anual a 110%. Con una inflación estimada mucho mayor y con cambios constantes en las políticas económicas, los ahorristas se preguntan si mantener sus depósitos o cambiar a opciones más convenientes. Una de ellas podría ser la apuesta por los plazos fijos que se ajustan de la mano de los precios generales.

En este marco, en palabras de diversos usuarios y de especialistas en finanzas, algunas entidades financieras retacen al acceso a los plazos fijos UVA. Aunque no lo hacen de manera específica, sí con maniobras dilatorias o con algunas dificultades para poder consolidarlos. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que aunque los plazos fijos que ajustan por inflación tienen una opción de precancelar a los 30 días, poseen una duración de tres meses.

El asesor financiero Gastón Lentini explicó que las últimas letras del Tesoro licitadas pagan 8% mensual mientras que el plazo fijo tradicional hoy lo hace 9% por mes. Por otro lado, los plazos fijos UVA, que van más acordes con la suba de precios, en la actualidad ofrecen un 25%. Debido a que las entidades financieras solo pueden colocar determinada cantidad de activos a dicha tasa y la mayoría rinde menos de 25%, no les conviene otorgar ese interés a sus ahorristas. “De este modo, el banco pierde plata y por eso los retacea”, dijo Lentini.

En coincidencia, el contador y asesor financiero Mauro Formini explicó que como los plazos fijos UVA ajustan por inflación (galopante al día de hoy), los bancos los desincentivan porque deben calzarlos con bonos CER que en la actualidad rinden poco. Aunque tienen la obligación de ofrecerlos, lo cierto es que los bancos desincentivan esta elección con maniobras diversas para evitar que la gente los tome.

Los rendimientos del plazo fijo tradicionales vienen en baja.

Desde el punto de vista de Mercedes Fernández, contadora y asesora financiera de emprendedores, más allá de que se pueda tomar o no el plazo fijo UVA, no sería el ahorro que ella recomienda. Sobre todo porque este tipo de instrumento exige inmovilizar el dinero por 90 días, lo que implica una eternidad en la Argentina cambiante de hoy. Los plazos fijos UVA tienen la opción de precancelar a los treinta días. En ese caso, hay que dar un aviso de unos cinco días antes y durante ese tiempo no correrá en interés al mismo ritmo. “Si optara por esta posibilidad, sin duda lo haría precancelable a los treinta días”, subrayó Fernández.

El rendimiento del plazo fijo                                                                     

Más allá del plazo fijo UVA que tiene poca disponibilidad en los bancos, se encuentran los tradicionales que con la baja de tasas pierden por goleada frente a la inflación que –en cálculos moderados- se estima por encima del 20% para diciembre. “Es probable que luego de un mes tengas más pesos, pero vas a poder comprar menos cosas que las que adquirías con la inversión original”, explicó Lentini, también influencer de finanzas.

En coincidencia, Mauro Formini expresó que la baja de la tasa de interés hace que pierda su atractivo debido a que pierde contra la inflación. Por este motivo, desde la mirada de Mercedes Fernández, es más sencillo colocar el dinero en un money market (los intereses que dan las billeteras virtuales), que darán una tasa similar a la del plazo fijo, pero con la opción de disponer de manera inmediata de los fondos así como mayor seguridad.

Con la baja de tasas, la inflación en ciernes y una devaluación anunciada al dos por ciento mensual, es probable que el dólar se continúe actualizando a un ritmo mayor del esperado. En este marco, tanto Fernández como el resto de los especialistas sugieren invertir en Fondos Comunes de Inversión (FCI) atados al dólar.

Archivado en