Invertir en acciones: una gran opción frente a la inflación

Invertir en acciones: una gran opción frente a la inflación

Invertir en activos como las acciones permite a las personas obtener rentabilidades que suelen superar la media y protegen al inversor frente a la inflación.

Inversor Global

Inversor Global

Las inversiones y el ahorro son conceptos que, aunque muchos crean lo contrario, se relacionan entre sí. La elección de una actividad u otra suele depender, en gran parte, de la preferencia personal de cada uno.

Un país que tiene una economía volátil e inestable suele generar mayor desconfianza en aquellos activos con mayor grado de volatilidad como acciones locales. Además, en aquellos países, suele pasar que sus ciudadanos no confían en la moneda local, por lo que huyen del ahorro.

Esto conlleva, de manera casi inmediata, a que busquen refugio en monedas más fuertes como el dólar o el euro, inviertan en activos digitales o compren acciones de empresas extranjeras que coticen en divisas fuertes y estables.

Motivos por los cuales debemos considerar la compra de acciones

Muchas personas sueñan con formar parte de una empresa. Al invertir en acciones se está completando un paso más para lograr ese objetivo debido a que una acción es una pequeña fracción de una compañía, por lo cual realizar esta inversión podría generar ganancias producto del crecimiento del negocio.

Evidentemente, nuestro grado de involucramiento con una empresa depende de la inversión que hayamos hecho, por lo que si se tiene un porcentaje relevante de acciones de alguna compañía se puede participar en la toma de decisiones. Además, también se puede invertir de forma indirecta, mediante índices o fondos comunes de inversión (FCI).

Lo ideal es que, si no se cuenta con demasiada experiencia o conocimiento, se invierta en empresas con trayectoria y, si es posible, en aquellas que reparten las ganancias que obtienen de forma anual a través de dividendos. En caso de presentarse pérdidas, generalmente no son más altas que el monto original invertido y su impacto, por razones obvias, dependerá de nuestro porcentaje de participación.

Además, en caso de invertir en acciones de países extranjeros que cotizan en dólares, es una forma indirecta de dolarizar nuestra cartera, sobre todo si se quiere huir de la moneda local por causas como elevada inflación, devaluación, etc.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?