Carne: cuánto aumentaron los cortes parrilleros y dónde conviene comprar

Carne: cuánto aumentaron los cortes parrilleros y dónde conviene comprar

Un informe privado relevó los incrementos que sufrieron los diferentes cortes bovinos y comparó las diferencias entre los supermercados y las carnicerías. Los cortes populares son los que más aumentaron en el último año. Ya hay muy pocas opciones por menos de $1000 el kilo.

Carlos Boyadjian

Carlos Boyadjian

Hace un año, en octubre de 2021, el único corte de carne bovina que llegaba a los $1000 el kilo era el lomo, considerado un corte premium en la mesa de los argentinos. Hoy apenas 7 de los 27 cortes relevados por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) pueden conseguirse en carnicerías y supermercados por el valor de un "hornero".

Es una explicación bastante gráfica de cómo impacta la inflación, que este año cerrará en torno al 100% según considera la mayoría de las consultoras económicas.

En promedio la carne registró en el último año un incremento de 71,8%, más de dieciséis puntos por debajo de la inflación anual medida por el Indec en octubre, que se ubicó en 88%. 

Sin embargo, lo llamativo es que varios de los cortes populares están entre los que más aumentaron entre octubre de 2021 y el mes pasado.

Los mayores aumentos, caso por caso

Según el relevamiento del IPCVA, en ese período el mayor incremento se registró en hamburguesas congeladas (paquete por 4 unidades) con una suba de 100,9%, seguido por el pollo (98,7%), la carne picada común (87,7%), la falda (79,3%) y el asado de tira (77,9%). También tuvieron aumentos importantes del pechito de cerdo (78,2%), el osobuco (77,2) y el vacío (77%).

El caso del pollo, sin embargo, merece una aclaración. Si bien tuvo un incremento importante -sólo en octubre subió 6,6%- en la primera parte del año venía muy retrasado en relación a las subas de otros cortes, por lo que se aceleró el ajuste en los últimos meses.

Además, es por lejos, el corte más barato, con un precio promedio de $401,64, cuando el corte vacuno más barato es la falda con $741,07. Y el pechito de cerdo, tomado como referencia de los cortes porcinos, se consigue a $929,54 promedio.

El relevamiento del IPCVA se realizó en el AMBA (Ciudad de Buenos Aires y GBA), en una muestra que incluye 80 carnicerías y 40 puntos de venta en cadenas de supermercado, mientras que en Rosario y Córdoba se realizó en 30 carnicerías y 15 supermercados.

Dónde conviene comprar

El dato más relevante es que el precio de la carne vacuna registró en las carnicerías un alza del 0,5% en octubre en relación al mes anterior, con un acumulado de 66,5% comparado con octubre de 2021.

Es un dato que contrasta con la variación registrada en supermercados, con un promedio de suba del 7% el mes pasado y un incremento de 85,2% en la comparación interanual.

"Actualmente, cortes como el peceto tiene un precio un 19,8% más alto en los supermercados con respecto a las carnicerías, y la colita de cuadril tiene un precio un 17,6% más caro en los supermercados comparado con el precio de las carnicerías", reseña el informe.

Agrega que en el caso del lomo, la diferencia se acerca a $227, un 13,1% por encima el precio en los supermercados en relación a las carnicerías. El lomo ya se vende a $1773,58 promedio, el corte más caro de toda la lista. En cortes como falta la diferencia llega hasta 29,8%, a favor de las carnicerías.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?