Cómo saber si necesitas contratar a un asesor financiero

Cómo saber si necesitas contratar a un asesor financiero

Al hacerte una serie de preguntas, podrás determinar si conviene o no contar con un especialista en finanzas que te ayude con tus inversiones.

Gonzalo Andrés Castillo

Gonzalo Andrés Castillo

Al abrir una cuenta en una sociedad de bolsa o en un banco de inversiones, lo normal es que los clientes gocen de forma predeterminada del servicio de un asesor financiero. Sin embargo, si no es el caso, ¿cómo sabemos cuándo contratar a uno?

¿El dinero te estresa?

Muchas personas aman el dinero, pero muchas otras se estresan de solo pensar en él. Al obtener un ingreso no saben qué hacer con el mismo y comienzan a preocuparse como si el dinero “quemara”. En estos casos, lo mejor es contratar a un asesor financiero, ya que este experto brindará toda la seguridad que se necesita.

Como dice R. J. Weiss, fundador del sitio de finanzas personales The Ways to Wealth, “una creencia errónea común es que solo las personas de alto patrimonio deben buscar un asesor. Sin embargo, con tantas opciones asequibles en la actualidad, lo que es mucho más importante que el valor neto es el nivel de estrés que alguien tiene con el dinero”.

¿Ya administras con éxito tu dinero?

Evidentemente, si en el pasado has gestionado correctamente tu capital y obtenido buenos resultados económicos, tal vez no sea necesario contratar los servicios de un asesor financiero, salvo que desees obtener una segunda opinión sobre tus estrategias de inversiones.

Para estos casos, Weiss indica: “Cuando alguien está considerando trabajar con un asesor financiero, es importante observar qué comportamientos los llevan a donde se encuentran actualmente. Si están seguros de que han hecho un buen trabajo ellos mismos y no se sienten estresados, es probable que lo mejor sea un enfoque mixto”.

¿Entras en pánico en épocas de crisis?

Por último, para determinar si necesitas o no contar con un asesor financiero, debes conocer cómo actuarás o has actuado frente a una etapa de crisis. Cuando los activos caen ferozmente, muchas personas venden y entran en pánico, perdiendo mucho dinero en el camino y estresándose exageradamente. Si este es tu caso, lo más inteligente sería contratar a un profesional de las finanzas.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?