Por qué los argentinos deberan pagar más caros los hoteles dentro del país

Por qué los argentinos deberan pagar más caros los hoteles dentro del país

Las tarifas de hotelería están retrasadas, según los empresarios del sector. Se debe a la caída de la actividad por la cuarentena. La reapertura de las fronteras y la llegada de turistas con dólares harán presión sobre los precios. Más si se tiene en cuenta que la brecha cambiaria los favorece.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

La apertura de las fronteras para la llegada de extranjeros es una buena noticia para el sector turístico y para las arcas del Banco Central, que tendrá la posibilidad de recuperar divisas, pero puede provocar un efecto inesperado para los argentinos que piensan en viajar por el país.

La gran duda que existe hoy es qué pasará con las tarifas hoteleras con un aumento fuerte de la demanda, sumada a la distorsión cambiaria que hace que, medido en "blue”, el costo de una habitación se abarate para los tenedores de dólares billete.

Con la larga cuarentena, los hoteles permanecieron cerrados durante muchos meses. La apertura se hizo en forma gradual, pero de manera despareja. El temor de la gente a viajar no permitió una recuperación plena.

En la Capital Federal y el gran Buenos Aires, el freno en la actividad fue más largo. En destinos como Bariloche, Tierra del Fuego o Cataratas del Iguazú, entre otro, la ocupación hotelera se recuperó más rápido

No es un dato menor. Las tarifas en las zonas de menor actividad se actualizaron menos respecto a los hoteles que pudieron trabar con cierta normalidad. Los operadores del sector dicen que los precios están retrasados.

Un dato para tener en cuenta es que, desde el inicio de la pandemia, cerraron unos 2.000 establecimientos hoteleros de los 18.000 que había en el país, con la pérdida de unos 85.000 puestos de trabajo.

Con una mayor demanda, la recuperación de los precios parte de niveles distintos.

El otro problema es que el costo de una habitación es bajo respecto a lo que se paga en otros países. Esto se explica por la devaluación del peso.

Para los turistas que vengan de países como, por ejemplo, Chile, Brasil o Uruguay, que serán los primeros que van a llegar, la hotelería resultará muy accesible. Medidos en dólares y tomando igual categoría, una habitación cuesta hoy en la Argentina la mitad que en el exterior.

El otro factor es la brecha cambiaria. Los turistas de países limítrofes, conocedores de las costumbres argentinas, buscarán hacer valer sus billetes y buscarán cambiarlos en el mercado paralelo. Eso hará que sean aún más económicas las tarifas hoteleras.

Con este panorama, la presión de la demanda de los turistas del exterior que llegarán con dólares, hará que el costo de la hotelería tienda a aumentar, en perjuicio de los turistas nacionales. El nivel de suba dependerá de la cantidad de turistas que arriben.

“La cantidad de plazas es fija. Si aumenta la demanda y si, en lugar de un turista para una habitación, hay dos, es lógico que el precio tienda a subir” explicó un hotelero con larga experiencia.

Un ejemplo se puede encontrar en los destinos de invierno que trabajaron sólo con turistas argentinos y con tarifas accesibles. En muchos lugares estuvo la capacidad colmada. Si a eso se suma la demanda de viajeros del exterior, con dólares en los bolsillos, los precios tenderán a subir.

Distinta es la situación de los turistas que vienen de otros países que no están familiarizados con la realidad cambiaria local. Suelen venir con paquetes comprados y se manejan por el dólar oficial.

Un tema a tener en cuenta es el desdoblamiento de las tarifas hoteleras, según el origen de los huéspedes. No es una práctica común, pero en otros períodos con brecha cambiaria, en algunos hoteles, cobraban en dólares o en pesos, en base a si el turista era extranjero o local.

No es una práctica permitida, pero difícil de controlar. Los portales de turismo no permiten el desdoblamiento tarifario, por lo que es un freno a esa práctica.

Para tener una idea, una habitación de $10.000, equivale a US$100 al valor oficial. Ese es el valor que verá un turista extranjero su busca precios en un portal. Sin embargo, si los paga en peses, con dólar blue, tendría que desembolsar sólo 55 dólares billetes”.

“Los turistas extranjeros, que se manejen con precios en dólar blue, harán que los hoteles tiendan a subir los precios de las tarifas y los argentinos sufrirán las consecuencias” explicó otro empresario hotelero.

En el sector estiman que lo que se producirá es una migración de argentinos que, en los últimos meses, accedieron a hoteles de mayor categoría, por tarifas relativamente bajas, a establecimientos de tres estrellas o menos. Los hoteles de 4 y 5 estrellas quedarán para los turistas que lleguen con dólares o para argentinos que tengan alto poder adquisitivo y estén dispuestos a pagar más.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?