Tres consejos de inversión de Ricardo Salinas, el segundo hombre más rico de México

Tres consejos de inversión de Ricardo Salinas, el segundo hombre más rico de México

Estos principios fundamentales permitieron que Ricardo Salinas tenga una de las fortunas más grandes del mundo.

Gonzalo Andrés Castillo

Gonzalo Andrés Castillo

Con un patrimonio neto de más de USD 15.500 millones, según la información provista por Bloomberg, Ricardo Salinas es la segunda persona más rica de México y la número 136 de todo el mundo. Aunque se considera un empresario, también es un hábil inversor, por lo que sus consejos para invertir deben ser tomados especialmente en cuenta.

Conocer el negocio

Ricardo Salinas enfatiza constantemente en la importancia de conocer el negocio antes de realizar una inversión. Según el multimillonario, esta será la mejor forma de aprovechar al máximo los beneficios y de reducir los potenciales riesgos.

En el ámbito bursátil, esto podría entenderse como “leer los fundamentals” de una compañía, lo que significa que hay que saber cómo está la industria en la que se encuentra una empresa, cuáles son sus principales cifras financieras, etc.

Tomar las oportunidades

Por otra parte, el fundador y presidente de Grupo Salinas comenta que las oportunidades solo suceden una sola vez en toda la vida. Como consecuencia, hay que tomarlas, aunque esto signifique afrontar un miedo o tomar un riesgo,

Muchas veces, las personas esperan a que un activo caiga hasta mínimos históricos para realizar una gran compra y así gozar del “mejor trade de sus vidas”, sin embargo, cuando llega el momento, no tienen el coraje suficiente, por lo que se pierden la oportunidad de ganar mucho dinero.

Gestionar los riesgos

Ricardo Salinas también es un fiel creyente de que los riesgos son fundamentales para el éxito, siempre y cuando sean gestionados adecuadamente. En el mundo de las inversiones, el riesgo es un factor completamente normal y necesario debido a que sin él no hay recompensa.

Pero antes de tomar uno, hay que analizar inteligentemente si realmente se justifica, y para hacerlo hay que conocer cuál será la potencial ganancia. De esta forma, se podrá determinar si la posible pérdida de dinero se podría amortiguar con un gran beneficio o si, por el contrario, el riesgo está completamente injustificado.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?