La importancia de la ganadería en América Latina y el Caribe

La importancia de la ganadería en América Latina y el Caribe

El IICA destacó la importancia social de esta disciplina en la generación de empleos para pequeños productores de la región.

Inversor Global

Inversor Global

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) enfatizó durante un foro organizado por la Mesa Redonda sobre Carne Vacuna Sustentable en la importancia social de la ganadería para la generación de empleos para pequeños productores de América Latina y el Caribe.

A través de un comunicado de prensa, Manuel Otero, director general de la institución, desarrolló que esta disciplina cumple un rol esencial en la seguridad alimentaria y el desarrollo económico.

“La ganadería en nuestro continente tiene una enorme importancia social, ya que es una gran generadora de empleos y es decisiva bajo la perspectiva de los pequeños productores, que generan más del 60 % de la producción de carne. En Centroamérica el 90 % de las explotaciones ganaderas son pequeñas fincas que tienen entre 4 y 20 animales”, detalló el ejecutivo.

Además, comentó que “la ganadería de carne y la de lácteos son actividades de enorme importancia económica, que producen casi el 50 % del PIB agrícola y que ha crecido más del 30 % en los últimos 10 años”.

Y agregó: “Es imposible sustituir el aporte de la carne a la nutrición y el desarrollo humano, ya que se necesita medio kilo de frijoles negros para igualar la proteína de 100 gramos de carne”.

De acuerdo a la información provista por Otero, América Latina y el Caribe es responsable del 40% del comercio mundial de carne vacuna, principalmente gracias a la producción de los países del Mercosur.

Para finalizar, Otero sostuvo que, a diferencia de lo que se suele llegar a creer, la ganadería no es tan perjudicial para el medio ambiente: “Cuando la ganadería está bien manejada no genera deforestación ni pone en riesgo los biomas de los países. Si bien los animales emiten metano, los pastizales capturan 12 veces más carbono que los gases que se emiten”.

A modo de cierre, concluyó: “Hemos realizado importantes avances y, para seguir incrementando nuestra competitividad, tenemos que ser sostenibles y demostrarlo. Hay una tarea ineludible en la que es necesario unir investigación y comunicación. En la Cumbre tenemos la responsabilidad de defender a los productores y demostrar que somos sostenibles”.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?