Inversiones: cómo saber si una acción está cara o barata

Inversiones: cómo saber si una acción está cara o barata

Existen herramientas que permiten detectar si una acción está cara o barata. Si aprendes a usarlas, podrás elegir cuáles son las mejores opciones para invertir tu dinero.

Inversor Global

Inversor Global

Al momento de comprar acciones, siempre existe el miedo de que comiencen a bajar luego de la operación. Para amortiguar esta situación, hay algunas herramientas englobadas dentro de la categoría de “múltiplos” para saber si el activo es caro o barato y así conocer si es sensato comprar.

Qué son los múltiplos

Los múltiplos no son más que indicadores que permiten relacionar el precio de mercado de una acción con algunos datos expuestos en los resultados financieros de la compañía que se analiza. De esta forma, los resultados permiten comparar diversas empresas de características similares. Por esto es que a los múltiplos también se los llaman “ratios comparables”.

Gracias a estas herramientas, el inversor puede determinar si existe una gran diferencia entre estos aspectos y así tomar una decisión de inversión que brinde un beneficio en el futuro.

El funcionamiento es sencillo: solo basta con realizar unas muy simples cuentas relacionando la cotización actual de la acción, la cual se puede tomar de plataformas como Tradingview o Investing, y algunas cifras de los balances, los cuales se adquieren desde el sitio web de cada compañía o desde páginas como Yahoo Finance, por ejemplo. Los resultados de cada empresa se podrán comparar y así escoger cuál es la más barata.

Precio / Ganancias (P/G)

El múltiplo Precio / Ganancias, también conocido como PER, por sus siglas en inglés, es extremadamente intuitivo, ya que, como se puede apreciar, solo consiste en tomar el precio de mercado de la acción y dividirlo por las ganancias por acción de la compañía. Otra forma de obtener el mismo resultado es tomar la capitalización bursátil de la empresa en cuestión (cantidad de acciones en circulación multiplicada por el precio individual) y dividirla por las ganancias totales.

El resultado determinará cuántos años se necesitan al momento de la compra para recuperar la inversión completa contemplando el supuesto de que la compañía distribuye las ganancias especificadas de manera periódica.

Por ejemplo, tenemos la acción A que cuesta $10 y tiene una ganancia por acción de $1. En este caso, el ratio Precio / Ganancias daría como resultado 10 ($10 / $1 = 10), lo que significa que se tardarían 10 años en recupera la inversión.

Por otro lado, existe la acción B que tiene un precio de mercado de $12 y sus ganancias por acción son de $1. En este caso, el ratio daría un resultado de 12.

¿Cuál es la acción que está cara? Efectivamente, al comprar la acción B se está pagando un precio más alto, por lo que la inversión más sensata sería comprar la acción A.

Precio / Valor libro (P/VL)

Otro de los ratios financieros más utilizados para conocer si un activo está caro o barato es el famoso Precio / Valor libro. En esta ocasión, el múltiplo consiste en tomar el precio de mercado de la acción y dividirlo por el valor libro de la compañía, que no es más que el Patrimonio neto dividido el total de acciones en circulación. Todos estos datos pueden tomarse de los balances públicos que se exponen en internet a través de diversas plataformas.

El resultado de la cuenta indica cuánto está pagando el mercado por el valor contable de la empresa. A mayor número, más cara es la acción en comparación con el resultado obtenido de otro activo de similares características.

Precio / Ventas (P/V)

Este múltiplo es similar al PER, solo que contempla las ventas de una compañía en lugar de sus ganancias. De igual manera, si el número de la acción A es más grande que el de la acción B, significa que la primera es más cara.

Las ventas netas pueden conseguirse del estado de resultados de la empresa y para realizar la división solo hay que tomar este número y dividirlo por la cantidad de acciones en circulación.

Lo que indica este ratio es qué tan eficiente es la compañía, ya que un menor número demuestra una maximización de la facturación

Aunque una decisión de inversión no debería tomarse exclusivamente por una única herramienta, en este caso, un único ratio, sino que deberían contemplarse varios métodos de análisis, la valuación por múltiplos o por comparables es una buena forma de determinar si una acción está cara o barata y si conviene comprar o vender.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?