Quince sencillas lecciones para educarse financieramente

Quince sencillas lecciones para educarse financieramente

Sin educación financiera, el crecimiento del capital con el paso del tiempo no es sostenible.

Robert Kiyosaki

Robert Kiyosaki

¿Qué implicancias tendría enseñar educación financiera en nuestras escuelas? Si el sistema escolar dependiera de mí, crearía un programa de educación financiera que incluyera las siguientes 15 lecciones. Incluso si ya no estás en la escuela, estas serían cosas valiosas para que estudies y aprendas por tu cuenta, como parte de tu camino hacia la libertad financiera.

Lección 1: la historia del dinero

Es importante entender cómo funciona el dinero, y eso lleva a estudiar como funcionó en el pasado, cómo ha progresado a lo largo de los siglos desde algo que era bastante simple, como el trueque, a algo mucho más complejo, como los derivados. Ha pasado de ser un objeto a una idea, por lo que no es tangible e intuitivo. Y es importante estudiar el dinero para hacerte rico.

Lección 2: entender tu estado financiero

Mi padre rico a menudo decía: “Tu banquero nunca pide ver tu boletín de calificaciones. Un banquero quiere ver tu estado financiero, que es como el boletín de calificaciones cuando sales de la escuela”. Para hacerte rico, debes saber leer y comprender las tres partes principales de tu estado financiero: estado de pérdidas y ganancias, hoja de balance, estado de flujo de efectivo.

Lección 3: la diferencia entre un activo y un pasivo

Una razón por la que muchas personas están en problemas financieros es porque confunden a los pasivos con activos. Por ejemplo, muchas personas piensan que su casa es un activo cuando en realidad es un pasivo. Mientras que una definición simple de un activo sería “cualquier cosa que pone dinero en tu bolsillo”, una definición simple de un pasivo se aproximaría a “cualquier cosa que saca dinero de tu bolsillo”.

Lección 4: la diferencia entre ganancias de capital y flujo de efectivo

Muchas personas invierten para obtener ganancias de capital, lo que significa que están apostando por que el precio de algo vaya a subir. Desafortunadamente, hoy en día, muchas personas están viendo la parte de las pérdidas. Invertir para obtener ganancias de capital es similar al juego, pero menos divertido. En lugar de invertir para obtener ganancias de capital, los ricos invierten para obtener flujo de efectivo, y las ganancias de capital son la frutilla del postre, si es que las reciben.

Lección 5: la diferencia entre inversión fundamental y técnica

La inversión fundamental es el proceso de analizar el desempeño financiero de una empresa, y eso comienza con la comprensión de un estado financiero. La inversión técnica es medir las emociones o los estados de ánimo de los mercados mediante el uso de gráficos y otros indicadores técnicos. Puedes invertir con éxito con ambos tipos de inversión, pero ambos precisan de compromiso y una educación financiera continua.

Lección 6: medir la fuerza de un activo

No hay escasez de oportunidades en el mundo de la inversión. La pregunta entonces es: ¿qué inversiones vale la pena seguir? Un componente clave de una educación financiera completa es comprender cómo medir si un activo vale la pena o no en función de su fortaleza. Una de las mejores formas de hacer esto es referirse al “Triángulo B-I”, que analiza las propiedades completas de un activo: equipo, liderazgo, misión, flujo de efectivo, comunicación, sistemas, legales y producto.

Lección 7: saber elegir buenas personas

Los socios son cruciales para el éxito de un negocio. Mi padre rico solía decir: “La mejor manera de conocer a un buen compañero es tener uno malo”. Necesitas aprender de cada interacción. Un buen negocio puede explotar por los aires si tienes un mal socio. Por lo tanto, elegir buenos socios y miembros del equipo es crucial.

Lección 8: saber qué activo es mejor para ti

Hay cuatro clases de activos: negocios, bienes raíces, activos de papel y commodities. Para hacerte rico, debes estudiar cada uno de ellos, elegir el que sea mejor para ti y trabajar para convertirte en un experto en el sector.

Lección 9: saber cuándo enfocarse y cuándo diversificar

Idealmente querrás estar diversificado en las cuatro clases de activos, pero también querrás intentar convertirte en un experto una a la vez. Un viejo refrán dice que, si tratas de complacer a todos, no agradarás a nadie: lo mismo sucede con la decisión de invertir.

Lección 10: minimizar el riesgo

En inversión y negocios, siempre hay un elemento de riesgo, y un inversor inteligente sabe cómo minimizarlo mediante la cobertura. Hay varias formas de hacerlo dentro de cada clase de activo. Estudia las maneras de minimizar el riesgo en tu clase de activos elegidos.

Lección 11: saber cómo pagar menos impuestos

No se trata de cuánto ganas, sino de cuánto te quedas de esas ganancias. Los impuestos hacen que una persona poco inteligente termine pobre. Una persona financieramente inteligente entiende cómo usar el código impositivo para su propio beneficio.

Lección 12: la diferencia entre deuda y credibilidad

Como muchos de ustedes saben, hay deuda buena y deuda mala. La clave para usar la deuda es saber cómo pedir prestado sabiamente y cómo pagar el dinero. Sin un plan sólido para pagar deudas, pronto no tendrás credibilidad. Una educación financiera sólida incluirá comprender la deuda y cómo pagarla.

Lección 13: saber usar derivados

Los derivados son cosas procedentes de otro objeto. Por ejemplo, el jugo de naranja es un derivado de una naranja. Mi negocio es un derivado de mi mente. El dinero libre de impuestos de una refinanciación es un derivado de otro activo, mi propiedad de inversión. Hay muchas maneras de usar derivados para crear riqueza.

Lección 14: saber cómo te roban tu riqueza

Hay cuatro cosas que te roban tu riqueza: impuestos, deuda, inflación y jubilación. Una educación financiera adecuada hará hincapié en comprender cómo utilizar estas fuerzas de robo de riqueza para ganar dinero en lugar de perderlo.

Lección 15: saber cometer errores

Es imposible aprender sin cometer errores en el camino. La clave es aprender las lecciones que emanan de esos errores y no dejar que te saquen del juego. El fracaso hay que tomarlo como una oportunidad de aprendizaje.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?