Por qué puede resultar conveniente manejar tus propias inversiones

Por qué puede resultar conveniente manejar tus propias inversiones

Aunque los fondos de inversión brindan múltiples ventajas, gestionar las inversiones de manera personal también puede traer algunos beneficios.

Inversor Global

Inversor Global

Los fondos comunes de inversión ofrecen múltiples ventajas para el inversor minorista: no hay que tener conocimientos financieros profundos, no hay que dedicarle mucho tiempo al análisis de alternativas de inversión, entre otras. Sin embargo, gestionar las inversiones de manera personal también puede ser beneficioso.

Flexibilidad

Los fondos de inversión deben seguir una serie de reglamentos sumamente estrictos. Aunque el objetivo de estas reglas es proteger al inversor, lo cierto es que, en algunos casos, puede afectarle. Por ejemplo, un fondo de renta variable debe tener X porcentaje colocado en acciones. En épocas de crisis, no puede mantener mucho dinero líquido, por lo que acarrea grandes pérdidas.

En cambio, al gestionar la cartera de inversión de manera individual y personal, no hay limitaciones, por lo que se puede realizar cualquier clase de operación, independientemente del contexto económico.

Además, la flexibilidad también se encuentra en la temporalidad, ya que se pueden comprar y vender activos en el corto, mediano y largo plazo y obtener una ganancia; lo que no sucede con los fondos que tienen un estricto objetivo a seguir.

Costos

Por otro lado, manejar las inversiones por cuenta propia resulta mucho menos costoso, ya que no hay que abonar una tasa fija en concepto de administración de portafolios.

Aunque no muchas personas lo saben, los fondos de inversión cobran un interés anual que ya se encuentra descontado de la ganancia ofrecida, por lo que el inversor no siempre es “consciente” de lo que está pagando.

Al gestionar la cartera propia, los únicos gastos son los impositivos y los de las comisiones de la sociedad de bolsa mediante la cual se realizan las operaciones, pero no hay ningún “gasto oculto”.

Debido a estos factores, optar por administrar las inversiones de manera personal y no a través de un fondo de inversión puede llegar a resultar beneficioso en el largo plazo.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?