Los 4 pasos y un plan para la construcción de tu riqueza

Los 4 pasos y un plan para la construcción de tu riqueza

Es probable que la pandemia te haya golpeado no solo a nivel sanitario, sino también en términos económicos. Hoy te proponemos un plan de 4 pasos que te permitirá esa meta de volverte financieramente independiente.

Inversor Global

Inversor Global

Por Mark Ford

Tu patrimonio neto es bajo. Tu ingreso alcanza solo para cubrir gastos y esos gastos están subiendo. Los economistas predicen que producto de la pandemia las cosas van a empeorar. ¿Qué puedes hacer?

¿Deberías renunciar a tu sueño de retirarte de manera cómoda algún día? ¿Deberías aceptar un futuro de constante inestabilidad? ¿Deberías volverte resentido y maldecir al gobierno por ponerte en esta situación?

¿O deberías hacerte cargo de tu situación y realizar cambios?

Esa última pregunta fue retórica, claro. Sin embargo, a veces me pregunto si las personas realmente entienden sus opciones. Hay cosas que ocurren en la vida que no podemos controlar, pero lo que sí podemos controlar es la manera en la que respondemos a ellas.

Entiendo que cuando estás en la situación que describo la única posibilidad de volverse financieramente exitoso es ganando la lotería. Pero estoy seguro de que con un poco de claridad mental y una actitud positiva puedes concretar tu plan y retomar la construcción de tu independencia financiera en siete años o menos.

Eso sí, debes estar dispuesto a trabajar duro para alcanzar esta meta, cultivar la paciencia, pero por sobre todo que seas capaz de cambiar tu manera de pensar y sentir acerca de la riqueza y cómo te relacionas con ella.

Ahora revisemos estos 4 pasos que te propongo para retomar el camino de la construcción de riqueza:

1. Acepta que eres el único responsable de tu situación financiera actual

Antes de reaccionar a la defensiva, lee la oración una vez más... No dije que eras la causa de tu situación. Dije que eres el responsable de ella.

Al hacerte cargo de la responsabilidad de tu condición actual, también asumes la responsabilidad para el futuro. Solo tú puedes cambiar la dirección del camino que vienes transitando. Nadie más. Cuanto antes aceptes la realidad, más rápido vas a eliminar el enojo y la culpa y vas a empezar a sentirte financieramente poderoso.

No te estoy dando un discurso motivacional. Te estoy diciendo la verdad. Yo mismo lo he hecho y he capacitado a docenas de personas para que lo hagan también. Es un simple ajuste en la forma de pensar y funciona de manera instantánea, pero si no lo incorporas, no podrás avanzar ni un centímetro.

2. Aterriza tus expectativas

Me he encontrado con personas que no quieren ganar entre un 10% y un 15% con su dinero. Piensan que retornos como esos no son buenos. Quieren un consejo accionario increíble o alguna técnica secreta para volverse ricos de manera rápida. Sin embargo, cuando escucho que alguien dice eso, pienso que esa persona nunca va a volverse rica.

Tienes que darte cuenta de que una tasa de retorno del 10-15% es una tasa alta. Warren Buffett, el inversor más exitoso de todos los tiempos y una de las personas más ricas del planeta, ha promediado sobre sus inversiones un retorno del 19% durante toda su carrera.

Por eso debes tener siempre claro que el camino hacia los millones de dólares involucra ganar de a USD 100. Así es como se acumula la riqueza: de forma gradual en una primera etapa, pero nunca dejar de avanzar.

3. Crea una estrategia para ahorrar

Con cada sueldo que recibas, cubre los gastos necesarios primero (cuentas, hipoteca, etc.). Luego, ahorra siempre un monto de lo que recibes. Ese monto debe incluir lo que usarás para invertir, ya que no hay distinción entre los buenos ahorros y las buenas inversiones.

Una forma que he descubierto con el tiempo para desarrollar un hábito de ahorro es conocer al detalle cada gasto que realizas.

Para eso solo necesitas un papel y un lápiz o crear una tabla en tu computador o celular. Con esa información deberías tomar decisiones con respecto a si son esenciales o no esos gastos y comenzar a mover ese dinero a tu ítem ahorro.

4. Ordena tu tiempo libre y comprométete a crear un segundo ingreso

Antes de pensar en un segundo empleo o desarrollar un emprendimiento, haz una cuenta honesta del número de horas que dedicas por mes a ver televisión y a realizar otras actividades no productivas.

Una vez que tengas clara la dimensión de tu tiempo “muerto” comienza a usar esas horas en generar riqueza. Un consejo importante en este punto: deja de victimizarte y perder el tiempo imaginando que eres financieramente libre, es momento de ponerse a trabajar para alcanzar la meta que te propusiste.

Sé que no es lindo darse cuenta de que no has adquirido la riqueza que deseabas. En mi caso mi sueño de ser millonario solo se volvió real una vez que tomé el control de mis actos y dejé de sentir pena y vergüenza por mis errores financieros pasados.

Recuerda que no tienes 87 años y que tienes mucho tiempo para aumentar tus ingresos y patrimonio, solo debes tener conciencia de él y comenzar a poner en marcha este plan que te he propuesto.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?